De regreso de Europa, Mauricio Macri se zambulle en la interna del PRO

mauricio-macri-0009jpg

El expresidente Mauricio Macri dejó una advertencia a todo Juntos por el Cambio (JxC) y en especial al seno del PRO antes de partir rumbo a Europa, a donde viajó para brindar una serie de charlas en universidades y empresas y para jugar un torneo de bridge. “Voy a ser ecuánime, pero parcial”, fue el concepto que dejó y que explotó como una bomba en medio de la interna de presidenciables. La frase no es una más del glosario del exjefe de Estado, sino que es la máxima que tendrá para todo el año: sus preferencias no tendrán que ver con tal o cual figura, sino que pondrá el acento en el famoso "para qué", el rumbo ideológico y político de las iniciativas que muestre cada aspirante amarillo. Control de calidad.

Cuando regrese en estos días, Macri se zambullirá con gestos y acciones para equilibrar la cancha en la disputa a la que ya se lanzaron la titular del PRO, Patricia Bullrich; la diputada María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. No le temblará el pulso ni la voz para señalar o reprender a quien no siga sus ideas o mandatos. Asimismo el expresidente se prepara para dar a conocer su decisión sobre si será candidato o no en las próximas elecciones.
“Es más dueño de la pelota o el espacio que nunca”, dijo uno de los colaboradores estrechos del expresidente. La razón de su empoderamiento y de su decisión de condicionar todo lo que pueda al PRO y a JxC, se debe a un factor matemático: las encuestas. Luego de su pelea con los sondeos de opinión, tras el cimbronazo que le significó el resultado de las PASO de 2019, en donde las consultoras reflejaban un escenario de paridad entre su candidatura y la de Alberto Fernández, empezó a descreer de lo que arrojaban esos estudios.

El tiempo pasó y ahora Macri analiza cada una de las encuestas que le acercan. Esos números, según reconstruyó este portal, lo dan como ganador en varios escenarios. De esos sondeos, una de las cuestiones que lo sorprendió, según cuentan en su entorno, fue su imagen en provincias que históricamente le fueron adversas. Citan los casos de Tucumán, Chaco y hasta Formosa. “Con eso compensa el conurbano bonaerense”, agregó la misma fuente del entorno del expresidente, sabedor de las dificultades del fundador del PRO en el Gran Buenos Aires.
En esa zona de la provincia de Buenos Aires, en donde el Frente de Todos (FdT) tiene su base electoral, Macri sigue en los mismos bajos niveles de popularidad de los últimos tiempos, algo que no sólo tiene claro el expresidente sino también todas las figuras del PRO con aspiraciones.
Una de las cuestiones de las que Macri está convencido es de que el PRO, como también la UCR y la Coalición Cívica, deben estar en sintonía con su línea de pensamiento. Cuando el expresidente hace referencia a su futura parcialidad, según explican, habla de eso. No solamente quiere que el PRO recupere su espíritu de innovación en la política, sino que además las figuras del espacio hablen lo necesario y “digan lo mismo en público y en privado”.

Otro de los motivos de la decisión de Macri de incidir, fuertemente, en lo que suceda dentro de la coalición opositora se debe a que considera que forma parte del trío que posee votos propios en el escenario político nacional, junto a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el diputado libertario Javier Milei.

Cada vez más convencido de que no debe ser candidato, aunque recién este mes definirá cuáles son sus aspiraciones, Macri sabe que en la historia argentina no existe una experiencia exitosa en la que el dueño de los votos no sea la persona que gobierna. Tampoco los hay de dirigentes que “pusieron a sus sucesores”. Uno de los principales desafíos que tendrá va en ese sentido.

Al mismo tiempo, el expresidente empieza a amigarse con algunos sectores del Círculo Rojo. Detractores de una gestión en donde hasta el gigante de los alimentos Arcor perdió dinero, algunos de los empresarios del país lo alentaron en las charlas que mantuvieron con Macri para que busque un nuevo mandato, ante la dispersión de ofertas que se avizora en la oposición.

Fuente: Letra P. Nota de Gonzalo Prado

Te puede interesar