Maximiliano Pullaro busca fondos para proyectos eternamente postergados

POLÍTICA - SANTA FE Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
pullaro-bidjpg

“Presentamos proyectos en el BID porque nos tiene muy preocupados la infraestructura portuaria en puertos públicos y accesos a terminales. Tendría que haber inversión del gobierno nacional pero lamentablemente nunca llega”, largó el gobernador electo de Santa Fe Maximiliano Pullaro, pero la declaración pasó de largo ante una prensa que esperaba por su definición ante el ballotage. En la frase radica mucho del perfil y vínculos que pretende el radical para su gestión productiva, y la celeridad que quiere imponer en el arranque de su gestión.

Lo que pretendía en la ronda de prensa era promocionar su viaje a Estados Unidos y su reunión con funcionarios del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que miraron la carpeta y le dieron una primera viabilidad al proyecto para “reparar los diferentes accesos de las distintas terminales, y sostenerlos y mantenerlos”. Dicho en otras palabras, Infraestructura para mejorar la logística de la agroexportación y los cuellos de botella durante la cosecha gruesa.
“Santa Fe es campo, producción, industria, innovación, y todo ese potencial necesita de inversiones, infraestructura y visión estratégica”, repasó el gobernador electo en pleno viaje. Santa Fe quiere más, y, en ese sentido, el radical quiere aceitar algunas cuestiones estructurales antes de que lo tome la coyuntura y vorágine de la gestión.


A la reunión en Washington lo acompañaron el senador provincial y futuro ministro de Gobierno, Felipe Michlig, su colega Germán Giaccomino, el diputado Fabián Bastía y el secretario privado del gobernador electo, Daniel Di Lena. El director argentino en el BID, Marcelo Barg, encabezó la reunión, además del gerente de infraestructura del organismo, Ariel Yepez y el jefe de Tecnología, Competitividad e Innovación, Gonzalo Rivas, que apuraba una lata de Coke Light del otro lado de la mesa. Según explicaron en el pullarismo, sólo les interesó un proyecto de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) que había sido presentado anteriormente.

Se trata del capítulo Infraestructura logística y de transporte de carga de Agenda de Asuntos Públicos de la Bolsa donde se detallan obras para el desarrollo Nodo logístico Santa Fe, Modernización del sistema ferroviario de cargas, y, puntualmente, Infraestructura de rutas, caminos y accesos ferroviales a puertos del Gran Rosario.
“Les interesó, pero falta”, explicaron para no embalar a nadie, especialmente al establishment agroexportador que insiste con ese punto y apuesta a la nueva gestión después de intentos infructuosos de décadas. Se habló en esta columna del triángulo de influencia entre el radical, la Bolsa y las cerealeras que se consolida con este tema. Otro proyecto fue de Energías Renovables para la instalación de parques eólicos en el sur santafesino. La iniciativa es del senador por el departamento General López, Lisandro Enrico, para un corredor que ya está estudiado y tiene dos licitaciones caídas fruto de las crisis económicas de 2019 y 2023.

Biodiesel a la cola
Otro tema que pone a la producción santafesina en alerta y en demanda es la crisis de los combustibles. La escasez de naftas parece haber sido superada, pero la demanda de diésel es más compleja porque la lluvia motorizó la siembra de maíz y soja, y la cosecha de trigo en la zona núcleo. Por eso las pymes de biodiesel apuraron el pedido para elevar el corte y que la secretaría de Energía publique el precio de aceite de soja que utilizan como insumo con los costos actualizados.

Le prometieron que los primeros días de la próxima semana se publicaría precio nuevo acorde a costos, pero “nada está firme ni conformador”, explicaron en la industria de bio santafesina. Lo del aumento del corte parece ser difícil de que ocurra ante un lobby petrolero que incluso supera al de las aceiteras, que también producen biodiesel y necesitan una habilitación de emergencia para colocarlo en el mercado interno, y están alarmadas porque su capacidad ociosa es del 90%. Hay un vacío entre la gestión de Omar Perotti, que ya no se mete en los temas de fondo y menos en peleas, y el gobierno electo que no tiene facultades y no le corresponde.

En cambio, fuentes del sector privado sostienen que el ministro de Economía y candidato de Unión por la Patria planea, anunciar la suba del corte de bioetanol para las naftas, hoy en el 12% (6% a base de maíz y 6% a base de azúcar), y se elevaría al 15%. La semana pasada se postergó y sería este lunes en Río Cuarto dentro del marco de la visita a la planta de Bio4, del empresario Germán Di Bella, de vínculo con la política cordobesa. Todo un guiño electoral para Juan Schiaretti ensalzando su matriz productiva.

Con informacion de Letra P.

Te puede interesar
Lo más visto