Desbarataron una banda narco: investigan si los líderes operaban desde Bouwer

POLICIALES G24N G24N
ARCHI_1139415

La Fuerza Policial Antinarcotráfico, en conjunto con la Policía Federal, realizaban este jueves por la mañana en la provincia de Córdoba distintos allanamientos en la ciudad capital, Villa del Rosario y en un pabellón de la Cárcel de Bouwer.

Los operativos en la capital provincial tienen lugar en los barrios Nueva Esperanza, Los Boulevares y Villa Urquiza.

El Ministerio Público Fiscal (MPF) informó que una organización narco fue desbaratada y que se realizaron importantes secuestros de estupefacientes en Córdoba y Villa del Rosario.

Un total de 25 celdas fueron requisadas por el personal de la Policía Federal Argentina y la Fuerza Provincial de la Policía Antidrogas. 

La investigación está a cargo de la Fiscalía del Tercer Turno, dirigida por el fiscal Carlos Cornejo, quien reveló que los líderes de una importante organización con ramificaciones en Villa del Rosario, Nueva Esperanza y Villa Urquiza estarían detenidos en el penal y continuarían dirigiendo operaciones desde allí.

"Se busca todo", afirmaron los investigadores, en referencia a celulares utilizados para dar órdenes y mantener el negocio en funcionamiento. Además de las requisas dentro del penal, también se están realizando varios allanamientos fuera del mismo.

También se reportó un secuestro significativo de cocaína y tres domicilios particulares en Villa del Rosario.

La investigación apunta a cuatro personas ya condenadas por narcotráfico como los "cabecillas" de esta operación: dos de origen peruano y dos de Villa del Rosario. Estas personas habían montado una verdadera "pyme" para ingresar drogas y venderla entre los presos desde su lugar de reclusión en el módulo MX1 de alta seguridad.

El método empleado para introducir la droga era a través de mujeres que visitaban a los reclusos. Algunas incluso presentaban certificados falsos de embarazo para evitar pasar por el escáner y así poder introducir la droga oculta.

Además, uno de los acusados abrió una billetera virtual desde un celular en su celda para cobrar las ventas realizadas dentro del penal. Los consumidores pedían a sus familiares que transfirieran dinero a los familiares de los cabecillas para pagar la droga adquirida.

Durante la operación, se allanaron 25 celdas habitadas por 75 reclusos.

Fuente: La Voz

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto