Miguel Ángel Pesce desmintió que en la Argentina no haya reservas

ROJHKWDFSNAQZOUV3XYCBNOYVI

El presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, desmintió este martes que en la Argentina no haya reservas y asimismo se refirió a la crisis mundial desatada tras la invasión de Rusia a Ucrania. “No, no hay déficit de reservas”, aseguró el funcionario y tras ello habló sobre el problema de la importación de energía y las consecuencias de la guerra: “Tenemos esta coyuntura difícil donde tenemos que defender el crecimiento. No queremos aplicar ninguna receta recesiva ni ninguna devaluación brusca”.

“En este momento, la Argentina está importando 8000 millones de dólares más o menos, de ese total 2000 millones son de energía. Si no tuviéramos que hacerlo, tendríamos la posibilidad de generar un superávit que serviría para pagar la cuenta de servicios y las restantes obligaciones con el sector externo”, indicó el referente del oficialismo.

En diálogo con radio AM 750, Pesce indicó que existen “estrategias especulativas que presionan sobre el tipo de cambio y que eso se ve en aquellos mercados donde el Banco Central no puede ejercer su regulación”. Y agregó: “Entonces los tipos de cambio se disparan”.

Pesce se mostró esperanzado por el futuro del país. Habló de mejoras en el nivel de exportaciones anuales y sobre el sector energético. “Con Vaca Muerta tenemos un perfil de autoabastecimiento y de exportación de combustible así que la Argentina tiene una excelente perspectiva para crecer, pero hay un problema en la coyuntura que debido a la guerra los precios de los combustibles crecieron y Argentina está importando mucho”, indicó.

Al ser consultado sobre “la preocupación por la falta de reservas”, Pesce dijo que “son suficientes”. Y apuntó a que ciertos sectores, sin mencionarlos directamente, “vienen con este tema desde 2020 para generar desasosiego y maniobras especulativas”.

“No, no hay déficit de reservas. Se cumplió con la meta que se había propuesto de la acumulación de reservas”, dijo el titular del Banco Central respecto del balance del primer semestre de este año.

Sobre si hay dólares para que los importadores puedan producir, el directivo indicó: “Les estamos diciendo a las empresas que lo que importaron hasta el año pasado lo pueden pagar al contado, que hagan un esfuerzo por conseguir financiamiento y pusimos esta regla de los 180 días. El incremento de las importaciones de este año financian los 180 días porque ni a ellas, ni al país ni a los argentinos les conviene que haya una devaluación brusca ni un ajuste que algunos economistas agitan”.

Según Pesce, “la situación que se está dando ahora en el mercado de cambio se puede resolver con que los importadores recuperen el nivel de crédito internacional que tenían antes de la pandemia. Ese crédito cayó 4000 millones de dólares los últimos dos años. Había que recuperarlo para que pudiéramos acumular reservas este año también y eso está ocurriendo”.

“El crédito comercial aumento en 3200 millones de dólares este año. No necesitamos un ajuste, no necesitamos una fuerte devaluación. Necesitamos construir un puente para llegar al momento en el cual tenemos menos importaciones de energía y ese puente se construye con que los importadores consigan financiamiento”, agregó el economista.

“Tenemos un futuro cierto. La Argentina exportó el año pasado US$ 78.000 millones y este año estamos estimando que se van a exportar US$ 90.000 millones, y eso significa que una de las restricciones que tenía la economía desde los años cincuenta que es el sector externo, presenta un perfil muy positivo?, explicó. En tanto, indicó que la importación de combustibles creció 10,3% en 2021 y “en los primeros meses de este año”, subió 200%.

Esta semana, nuevas medidas
Por otro lado, respecto al mercado de deuda en pesos, Pesce subrayó el rol del Banco Central como “prestamista de última instancia” en el caso de que haya “una fuerte variación en los precios de los títulos” a través de la compra de títulos del Tesoro, y anticipó que el banco “va a reforzar la señal que le transmite al mercado a través de decisiones que se van a tomar esta semana”.

Una de esas señales sería una nueva suba de las tasas de interés para ubicarlas en niveles reales positivos, según anticipó ayer la ministra Silvina Batakis. El funcionario valoró su designación como nueva ministra de Economía y recordó que “permanentemente” la mencionó “como una excelente opción”.

En cuanto a la inflación, Pesce enfatizó la postura del Banco Central de “no hacer pronósticos” en ese sentido, aunque dijo que se vislumbra una “desaceleración” en la evolución de los precios. “No estamos viendo ningún proceso de aceleración inflacionaria; al contrario, en los últimos meses hubo desaceleración. Ese es nuestro objetivo”, indicó.

“Lo que nos afectó las últimas veces fueron shocks externos como los que vivimos con a guerra. Sobre un nivel alto que ya teníamos de inflación tuvimos un empuje que tuvieron todos los países del mundo por el aumento de los precios de los commoditites y de la energía”, agregó el titular del Banco Central.

Fuente: la nacion

Te puede interesar