El permanente coqueteo de un Perotti siempre gris con el kirchnerismo

1658515294147

 El gobernador Omar Perotti conectó un enchufe en la oscuridad. En la semana inauguró una nueva estación transformadora de la estatal Empresa Provincial de Energía (EPE) en Granadero Baigorria, en el corazón del Gran Rosario, y le sacó jugo a una obra que frenó el macrismo y remontó más el kirchnerismo duro que él. Con acto y puesta en escena, aprovechó la ocasión para regar de guiños en varias direcciones: desde industriales a La Cámpora e intendentes peronistas de la región. Contraste asegurado: una foto productiva en un país con los dedos en el enchufe.

 

En ese sentido, Perotti no dudó en sumar nafta a la oratoria kirchnerista y cargó contra el macrismo: “Tener un nivel de inversión y, de golpe, desentendernos como si no hubiésemos puesto un peso en un lugar… algo no funciona cuando esto pasa". Un trabajo fino entendiendo lo importante de tener una buena coordinación entre Energía que definió la segmentación de tarifas y la EPE que podría subsegmentar a nivel residencial. Vale recordar la beneficiosa condonación y acuerdo dispuesta en el Presupuesto 2021: la EPE no pagará el 76% de 12.000 millones que debía a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y el resto en cuotas.

El gancho para retomar la obra de Baigorria fue el diputado nacional Marcos Cleri, quien valiéndose de su camporismo estrecho con Máximo Kirchner logró destrabar la cuestión y anotarse la medalla. Esa gestión la blanqueó el intendente de Granadero Baigorria, el peronista Adrián Maglia, otro de los que usufructuó la obra y la foto. Cleri sumó el acto a su exposición de las últimas semanas que responden a las intenciones de competir para gobernador de Santa Fe. 

En el acto del martes quedó en evidencia la intención de lograr un acuerdo con Perotti para ser su eventual candidato en caso de que Cristina lo encumbre - el antecedente de 2019 fue el contrario, lo bajó- y arregle con el gobernador como ya hizo en las elecciones intermedias pasadas. De hecho, el camporista tuvo protagonismo al lado del gobernador en el improvisado escenario y hasta tomó la palabra. Piedra libre al juego de Cleri. A un costado estuvo la vicegobernadora Alejandra Rodenas, que volvió a compartir acto con el gobernador, y el senador provincial por Rosario, Miguel Rabbia.

Si bien el acto fue meramente político, toca directo al círculo industrial santafesino. En materia de energía radica uno de los temas top que reclama el empresariado industrial del sur provincial y, claro está, todo lo que pueda lograr de la Nación le aporta a los planes del gobernador. El costo de la energía es relevante en la estructura de costos de las empresas de alta demanda energética, de hecho, pagan el consumo y el cargo por potencia. 

Los reclamos de los empresarios son varios. Por un lado para mejorar la infraestructura de energía, como obras de distribución con la potencia que se requiere, inversiones altas que muchas veces la misma industria aportaba con un descuento en la facturación. La provincia está poniendo el foco en parques industriales y el tema energético es vital. También demandan mejoras en los costos, por ejemplo en compra directa de energía a mayorista Cammesa y la EPE les vende el transporte. "No estamos teniendo mal servicio de energía. Sí vamos monitoreando el tema en la llamada mesa de energía con la EPE. El gobernador tiene en claro las necesidades del sector productivo", sostuvo Víctor Sarmiento, presidente de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe).

 

En el acto estuvo el presidente de Argentina de John Deere, Sergio Fernández, y directivos de la fábrica de electrodomésticos Liliana, dos empresas de la zona que se beneficiarán directamente. Mientras haya cercanía con esa área de la Nación, será siempre valorada. Perotti mostró una foto con los que cortan ese bacalao. Todo una señal para los pedidos del sector productivo, ese al que el gobernador no suelta.

Fuente: LetraP, sobre una nota de Facundo BORREGO

Te puede interesar