La censura no existe, mi amor

POLÍTICA Por Agencia Nova
QTDHQ5WLSZD63EZ5Q27JZ5QFYY

"No tiene nada que ver mi amistad con algunos políticos del actual Gobierno", expresó el empresario y dueño del Grupo América, Daniel Vila, respecto a la baja de pulgar a la periodista Viviana Canosa en A24, tras sus duras críticas al kirchnerismo.

Sin ir más lejos, se ha totalmente mostrado "abierto" hacia la libertad de expresión, la cual terminó demostrando que es más de "empresa". En su totalidad, la comunicación se ha mostrado agrietada entre oficialismo y oposición, aunque el caso de Canosa es particular, golpeando ambos lados desde el "sentido común".
Ello ha hecho que "Viviana Con Vos" sea símbolo de la "incorrección política", hablando y opinando sobre aquello que el progresismo enarbola, desde una óptica sumamente crítica. A tal punto de incomodar al Gobierno nacional. Tanto así que ya es la segunda vez que terminan por "correrla", callarla.

Su postura opositora la llevó a que le levantaran el programa "Nada personal" en Canal 9, medio que es afín al kirchnerismo, el cual ella misma defenestró. Ahora bien, sus críticas a las medidas económicas que adoptó la actual gestión, han decantado en que "Viviana Con Vos" termine siendo apagado.

Por vía Twitter, Canosa anunció su renuncia a su programa tras recibir la orden de Vila, de no pasar al aire su editorial dónde criticaba a Sergio Massa y así también como los vídeos de los escraches en su auto, una vez que asumió como "superministro" de Economía. ¿Seguirá en la televisión una de las lenguas más filosas?

Daniel Vila, el oscuro empresario

Vila está acostumbrado al juego de la política interviniendo en lo que debería ser el normal desempeño de la prensa y la libertad de expresión. De hecho, trató de sacar rédito económico de ese juego.

Lo hizo, y no fue la primera vez, durante el Gobierno de Mauricio Macri. Cuando el entonces Presidente utilizó el aparato del Estado y jueces amigos para perseguir a los accionistas del Grupo Indalo, Cristóbal López y Fabián de Sousa, quienes fueron injustamente encarcelados, como más tarde demostró la Justicia tras absorberlos en la causa armada por la que fueron acusados.

En marzo de 2018, Daniel Vila dio una entrevista a la revista Noticias en la que se presentaba como un salvador de los medios que forman parte del Grupo Indalo.

Por ese entonces, la persecución contra la compañía de López y De Sousa llevó a la asfixia financiera que puso en riesgo la existencia de las voces, casi las únicas, que cuestionaban la praxis económica del gobierno de Macri, cuyos pésimos resultados están a la vista de la sociedad que en 2019 le dio la espalda con su voto.

Más aún. Las conversaciones que encaró Vila fueron con Ignacio Rosner, quién espuriamente se autoproclamó dueño de las empresas que pertenecían a López y De Sousa.

Ante todo lo referido, es propicio dejar en claro que el periodismo es un oficio que merece la pluralidad de voces, más allá de que en la televisión es sumamente complicado. Más cuando mujeres se animan ante lo hegemónico, y son enfrentadas por mafias como las de Vila.

La censura no existe mi amor, woah-oh, ah-ah, oh

La censura no existe mi amor, woah-oh, ah

La censura no existe mi amor, woah-oh

La censura no existe mi amor

La censura no existe en mí

La censura no existe

La censura no

La censura, la
 

Te puede interesar