Bonfatti: "Perotti carece de propuestas, en su gobierno no hay seguridad ni orden"

antonio-bonfatti-cristina-kirchner-es-una-hipcrita-y-una-cnica-2017-09-17

A los 72 años, Antonio Bonfatti, está decidido a ser protagonista de la escena electoral de Santa Fe del 2023, aunque aún no define cuál será su papel, si será candidato, y en este caso a qué cargo, o si bien solo acompañará con su trayectoria un frente electoral no peronista. Gobernador entre 2011 y 2015, presidente de la Cámara de Diputados entre 2015 y 2019, aprovecha su experiencia para mantener competitivo a un Socialismo que dejó el poder después de 12 años. 

El miércoles pasado, Bonfatti visitó Rafaela para participar de un acto organizado por el Centro Socialista de esta ciudad en homenaje al ex gobernador, Hermes Binner, al cumplirse 15 años de la victoria electoral que instaló al rafaelino -fallecido en junio de 2020- en la Casa Gris a finales del 2007. "Fuimos compañeros de ruta con Hermes en la vida, en la política y en los ideales, un enorme dirigente que recibe un justo reconocimiento del partido en Rafaela. ¿Cómo no vamos a estar presentes?", dijo. 

 
Bonfatti reveló que trabaja "en un proyecto y en un programa para 2023" aunque dijo no saber si será candidato porque "no depende de mí" y en la que cuestionó en duros términos al Gobierno de Omar Perotti. 

En una entrevista que le brindó al Diario La Opinión, el exgobernador manifestó:

-¿Cómo observa a la Provincia? 
-La Provincia tiene una inercia por sí misma por su poderoso sector productivo. Es una provincia maravillosa con un entramado de pequeñas y medianas empresas tanto agropecuarias como industriales que van para adelante y hacen la diferencia. Pero por otro lado, vemos un Estado ausente de proyectos, de propuestas. Al contrario, este gobierno ha destruido muchas cosas que habían sido un avance en distintas áreas, como la regionalización, la descentralización del Estado para acercarse a la gente, tener propuestas concretas y llevarlas adelante en lo que hace a derechos básicos como salud y educación.

-¿Qué evaluación hace de la situación educativa?

-Estamos con un conflicto sin resolver con los docentes que lleva muchos días con un alto costo para los alumnos. Ni unos ni otros piensan en los niños, y el rol del Estado es encontrar una salida cuanto antes, sin que se pierdan tantos días de clases. Hay una tragedia educativa de la que nadie se hace cargo. Ojo, en salud también hay problemas. Se cierra una sala del Hospital Mira y López de Pediatría de 12 camas en Santa Fe. La vandalización del Hospital de la zona sur de Rosario es inadmisible, un efector que está totalmente cerrado y en el que en dos años y 10 meses no se ha hecho nada, no se ha puesto un solo ladrillo.

-A este panorama se agrega el escándalo por los audios del ex ministro de Seguridad, Marcelo Sain. 

 
-La revelación de audios del ex ministro (Marcelo) Sain es de una gravedad institucional enorme cuyas consecuencias aún desconocemos mientras el Gobierno mira para otro lado. Y no es menor el hecho de que aparezca en esos audios el actual secretario de Justicia de la Provincia (Gabriel Somaglia) donde sugiere haber hablado con algunos jueces como para tapar algunas cosas. Y a su vez es el encargado de llamar a concursos para la elección de Fiscal General y regionales, y también los jueces. Es gravísimo. 

-¿Y qué mirada tiene sobre la seguridad o la inseguridad?

-En general, es un gobierno que carece de propuestas. Ni hablar de la problemática de seguridad, cuando la paz y el orden prometidos en campaña llegaban para resolver los problemas de Santa Fe sin entender que estos son de enorme complejidad, con un narcotráfico que permea el mundo entero. Solo hubo una campaña para ganar la elección, cuando en realidad combatir el flagelo debe ser a través de una cuerdo de todos los partidos y los referentes de la sociedad, como así también de las distintas instancias de la Justicia provincial y federal, y de las fuerzas de seguridad de todos los niveles, e incluso con participación de los municipios y comunas.

 
-Entonces, usted apunta que las obligaciones básicas del Estado provincial como proveer educación, salud y seguridad están en crisis. 

-Está absolutamente todo en crisis, y también el ámbito institucional. Si estamos hablando de que un funcionario provincial se inmiscuya en la Justicia para resolver la situación de alguien es grave. Y más aún si un funcionario (Sain) llegó para trazar una política de seguridad pero en lugar de eso se dedicó a espiar ilegalmente con la estructura del Estado a dueños de medios, a dirigentes opositores, a periodistas, empresarios, periodistas. Además se otorgó la concesión del juego online en la Provincia por decreto, no hubo licitación ni transparencia.

-¿Cómo puede terminar el escándalo por los audios de Sain?

 
-El Gobierno provincial debe asumir los errores, y transparentar sus procesos, en especial aquellos vinculados a la elección de fiscales de la persecución penal y de los jueces. En Santa Fe ya lo vivimos en los años 80 cuando las decisiones se tomaban en un estudio jurídico. Hay que transparentar las cosas. Nosotros, para el Consejo de la Magistratura, convocábamos a los representantes de las universidades, de los colegios de abogados y de magistrados, que todos puedan participar para garantizar la transparencia. Ahora no es el caso. Todo es gris, muy personalista.

-Somaglia fue desplazado del concurso de fiscales y reemplazado por la ministra de Gobierno, Celia Arena. ¿Alcanza?

-De confirmarse lo de Somaglia en los audios de la causa de Sain, no debería permanecer ni un día más en su función, tanto él como todos aquellos que hayan formado parte de esta red de espionaje ilegal.

 
-¿En qué anda Antonio Bonfatti? ¿Tiene planes para 2023?

 
-Antonio Bonfatti está armando una propuesta para Santa Fe, trabajando en nuestro Partido Socialista. La idea es unificar una propuesta, trabajando en un proyecto y en un programa. Hay algunos que se apresuran en lanzar candidaturas cuando es lo último que hay que hacer. Primero hay que definir qué queremos para la Provincia y acordar cómo lo podemos llevar a cabo. Los slogans vacíos no sirven, miren sino qué sucede con 'paz y orden'. Primero un proyecto, luego un programa, y una herramienta política para su ejecución. Recién después una candidatura.

-¿Será candidato a gobernador?

-No depende de mí. Falta mucho. Estamos recién por el proyecto y el programa.

-¿Dónde debe estar el socialismo? ¿Solo o en un frente de frentes?

 
-El socialismo tiene que estar en un frente que se ponga de acuerdo en un proyecto y en un programa. Falta aún para esa decisión.

-¿Cómo evalúa a la clase política del país con tanta grieta y tanto desencuentro?

-Veo una etapa de la dirigencia argentina en la que no hay cuadros ni políticos ni técnicos. Se hacen expresiones de deseos respecto a distintos temas, como aquellos que dicen que vamos a dragar la hidrovía del Paraná con recursos propios. No hay dragas en el mundo, se fabrican en Turquía o en Croacia, con una demora de entre dos y tres años en fabricarse. Para dragar el Paraná se precisan cinco dragas, que me digan de dónde la van a sacar. En el mundo solo hay seis empresas que dragan, dos belgas, dos de Países Bajos, una china, una dinamarquesa y dos , y no alquilan equipos. Van a tener que licitar, no hay otro camino. De este tema y de otros se dicen cosas en forma irresponsable, solo es parte del relato. En general, no hay voluntad de acuerdo. Y la que pierde es la gente. Yo fui un gobernador, quizás el único del país, que le tocó gestionar con ambas cámaras legislativas con mayoría opositora. Y mi gestión fue con diálogo, transparentando los temas y los problemas. Dando la cara siempre y buscando acuerdos, rindiendo cuentas.

 
-¿Cómo interpreta las denuncias de esta gestión provincial contra los gobiernos del Frente Progresista?

-Cuando Perotti asumió como gobernador denunció en la Legislatura supuestos vínculos del gobierno saliente con bandas criminales. Justo cuando estaba enfrente al gobernador saliente, Miguel Lifschitz, acusó al Frente Progresista y al socialismo. Pasaron dos años y 10 meses y no hizo una sola denuncia ante la justicia. Puro relato de una gravedad institucional extrema. Yo podría decir lo mismo de él ahora, porque en la medida que no resuelven el problema del narcotráfico podríamos inferir que son cómplices. Dicen cosas con una absoluta liviandad. En lugar de generar diálogos y consensos entre oficialismo y oposición, abre grietas.

Te puede interesar