Perotti remueve a un enfermero que denunció el vacunatorio VIP

GLQORUR6HZCBDCU37D4B2EYDNU

La denuncia realizada por Ariel Pérez generó un fuerte impacto en la ciudad santafesina, asediada por el narcotráfico que se cobra la vida de cientos de personas cada año. En la misma sostuvo que las vacunas, que habían llegado días antes, estaban destinadas al personal de salud que se encontraba más expuesto al COVID, en tiempos donde las cifras de contagio y muerte seguían siendo alarmantes.

Realizada el 21 de mayo de 2021, tomó estado mediático el 9 de junio de ese año, la denuncia señalaba que tres de los vacunados no pertenecían al personal del hospital, entre ellos Lorena Cantero Zelaya, esposa del director del policlínico, Rubén Balestrini, quien también accedió a esa tanda de vacunación; y el histórico dirigente peronista de la provincia Alberto Joaquín, quien entonces era vicepresidente de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), cargo al que debió renunciar días después.

 

Sin embargo, Joaquín ya había recibido su primera dosis el 2 de febrero de ese año en ese mismo centro de salud por considerárselo “personal de salud”, mientras gran parte de médicos y enfermeros de la provincia aun no habían recibido la primera dosis. Días antes lo había hecho también el intendente de esa localidad, Adrián Maglia, también catalogado como personal de salud, quien recibió las dos dosis con menos de un mes de diferencia entre una y otra.

En un polémico acto administrativo, el director Regional de Salud Rosario, Ariel Giovanetti, autorizó el traslado de Ariel Pérez, al SAMCO de Ibarlucea, desde el pasado 5 de octubre, fundando la decisión en la “necesidad de regularizar” su situación de enfermero transitorio en el hospital Eva Perón.

En la lista presentada un año atrás por el enfermero Pérez, se encuentran también sindicalistas de la zona, allegados y presuntos familiares de las autoridades del hospital. Al respecto el gobierno de Omar Perotti decidió abrir un sumario administrativo sosteniendo que “antes de asegurar que una irregularidad existió, hay que investigar porque estamos comprometiendo el honor de otras personas”, según afirmó el director de Tercer Nivel del ministerio de Salud santafesino.

Nota de Rodrigo Mediavilla, para REALPOLITIK

Te puede interesar