El excedente de caja, el botín que define el último Presupuesto de Perotti

POLÍTICA - SANTA FE Por Facundo Borrego
1666871897534

La aprobación del Presupuesto 2023 que Omar Perotti pretende para su último año de gestión puede llegar a ponerse resbalosa en la Cámara de Diputados en un ítem singular: el excedente del Excel de Economía, esa caja presupuestaria sin demasiado contorno producto de la incertidumbre inflacionaria. Se trata de un punto que siempre enciende la discusión entre el Ejecutivo y la Legislatura, pero que en esta oportunidad promete tener más incidencia de la habitual. 

En todo presupuesto se prevén menos ingresos que los que verdaderamente tendrá la administración, debido a la subestimación de la inflación y a la implicancia mayor de la recaudación de tributos provinciales y nacionales. Eso es el excedente. Según algunas estimaciones de la oposición, más bien conservadoras y que no han tenido demasiadas objeciones oficiales, el número rondaría los 300.000 millones de pesos. 

“Hay que darle destino a los recursos extrapresupuestarios que va a tener la provincia, que será una enorme torta. Habrá una brecha entre la inflación proyectada del 60% y la real que será mucho más alta y generará una enorme recaudación”, explica el presidente del bloque socialista, Joaquín Blanco. La oposición busca que el gobierno no tenga libre disponibilidad en este ítem sino que se le asignen, como ya ocurrió, destinos específicos. Esto atañe directamente a la posibilidad de otorgarle más recursos a las dos grandes urbes, Rosario y Santa Fe, que levantan la voz para sacar una tajada extra.

Los diferentes bloques apuestan a destinar el excedente en obligaciones que surjan de política salarial paritaria, consorcios de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu), incorporación a planta permanente, el fondo de emergencia del transporte, convenios del plan Incluir Seguridad y para el que tiene la provincia con Rosario del sostenimiento del sistema de salud que desde hace años se establece por decreto. 

Según confirmaron tres fuentes de la oposición y una del gobierno provincial, ese convenio de salud es uno de los puntos centrales que por estos días ocupa la previa a las negociaciones en Diputados, cámara que este jueves comenzará a debatir el Presupuesto que ya tiene el ok del Senado

El monto de la partida tiene la anualización vigente. El planteo de todos los años del intendente de Rosario, Pablo Javkin, es que los costos de ese convenio aumentan, entre otras cosas por remuneraciones de personal y gastos hospitalarios, y debe negociar el incremento de esa cifra. Según supo Letra P, el ministro de Economía, Walter Agosto, dejó una ventana abierta para dar esa discusión, ajustar el número y que vuelva al Senado para su sanción. 

En ese sentido, el socialista Blanco sostuvo: “Estamos con expectativas de la llegada del ministro Agosto a la Cámara para discutir estos destinos y ver el detalle de las obras públicas proyectadas con los recursos producto de la deuda histórica tras el fallo de la Corte Suprema”.

En principio, no hay temas extremadamente críticos que den posicionamientos antagónicos. Esto quiere decir que es baja la posibilidad de que llegue diciembre y no haya Presupuesto, más allá de que se puede tensionar. No le conviene ni al gobierno ni a ambas cámaras arrancar 2023 sin certezas presupuestarias como ocurrió con el Presupuesto pasado que recién se aprobó en marzo de este año. “No parece haber contexto para jugar al límite”, agregó una fuente opositora al tanto de los números.

Fuente: Letra P

 

Te puede interesar