Hoy es el gran día

1667016452925

En algún momento de la tarde noche de este lunes Juan Schiaretti le pedirá públicamente a Martín Llaryora que acepte ser el candidato a gobernador con el que Hacemos por Córdoba (HxC) intentará mantener el poder provincial en 2023. El intendente de la capital mediterránea aceptará y se despachará con el mensaje que quedará en la historia como el primer discurso de campaña, aunque en términos estrictamente formales eso quedará para más adelante.

“No será un acto de proclamación, sino que va a ser una demostración de fuerza que anticipará una nueva etapa en el camino a la campaña, que formalmente comenzará más adelante”, aclaran en la organización del evento, a la vez que anticipan que los pasos que continuarán al encuentro convocado a las 17 en el hotel Quorum de la capital provincial tendrán como objetivo avanzar sobre el interior. “El fuerte histórico de HxC”, dicen, recordando que, salvo en 2019, el peronismo mediterráneo siempre ganó elecciones corriendo desde atrás en la capital, que hoy consideran asegurada a partir de la gestión que lleva adelante el intendente que quiere ser gobernador. Las particularidades del contexto parecen dar vuelta la ecuación en el presente cordobesista. 

Entre las aproximadamente 500 personas invitadas que se prevén para este lunes habrá una gran presencia de la dirigencia del interior cordobés. Intendentes, concejales y representantes sindicales ocuparán las sillas que en las que también estarán presentes representantes nacionales del schiarettismo en el Congreso y las autoridades de los diferentes partidos políticos que forman parte de la coalición oficialista que, con el PJ a la cabeza, comanda los destinos de la provincia desde 1999.

 

Ordenar al peronismo, cuya paz interna se ve sacudida por algunos enojos que provienen de pueblos y ciudades repartidos a lo largo de los 26 departamentos que dan forma a la provincia, será una de las claves del plenario del lunes que originalmente estaba planteando solo como una reunión del Congreso del PJ. Se iba a realizar el jueves, pero por razones que mezclaron cuestiones logísticas, agendas oficiales y aspectos estratégicos, se decidió adelantar ampliando la convocatoria a todos los socios de la alianza cordobesista.

 Conservando parte de la idea primigenia, el acto se iniciará con la entrega de diplomas a las autoridades partidarias electas en la interna de marzo de este año y que consagró a Schiaretti como titular del partido a nivel provincial y a Llaryora como jefe en la Capital. A partir de eso, la organización se asegura la presencia de un abanico de representantes de todo el territorio, a quienes particularmente está direccionado el mensaje de unidad que bajará desde el escenario.

Al haberse pensado como un encuentro de corte institucional, la organización busca controlar la situación. Por esa razón, descartan grandilocuencias y cualquier aditivo que pueda alterar el cuidado orden interno que se buscará transmitir. “Ahora quieren venir todos. Vamos a ver cómo lo manejamos, pero va a ser un acto discreto, una actividad interna que va a repercutir con imágenes hacia afuera, pero que tendrá un claro mensaje que convoca a trabajar para la unidad. A partir de ahí, vendrá el tiempo de la campaña”, señalan en el llaryorismo. En esa carrera a la gobernación tomará un protagonismo central el vicegobernador Manuel Calvo, el jefe de campaña elegido por la conducción partidaria, que también tuvo un papel fundamental en el armado del plenario que tendrá lugar este lunes.

 

Solo Schiaretti y Llaryora harán uso de la palabra. Mientras ambos referentes aceitan la elaboración de sus discursos, en el seno del poder mediterráneo aseguraron a Letra P que el intendente tendrá un mensaje centrado en las virtudes que garantizará una continuidad del proceso comenzado por José Manuel De la Sota a finales del siglo pasado y el gobernador irá más allá con un discurso a partir del cual volverá a intentar posicionarse como una de las figuras capaces de llevar adelante las riendas de la Argentina. “Martín hablará como candidato a gobernador y Schiaretti como candidato a Presidente”, confiaron.

 

Hasta el sábado, al plenario no habían sido convocados los sectores que, aún dentro del peronismo, se reconocen como parte del Frente de Todos. En concreto, se evitó cursar invitaciones para los referentes más salientes de ese espacio. Puntualmente, el intendente de Villa María, Martín Gill, y la conducción del PJ de Punilla referenciada en la figura de Carlos Caserio. Algo llamativo, teniendo en cuenta que el sector revalidó en marzo la conducción partidaria en ese departamento situado al oeste del distrito capitalino.

 

Tras el acto, el oficialismo tiene preparada una serie piezas publicitarias en las que gobernador destacará las virtudes de su candidato para la sucesión y estará destinada a girar por el interior. Así, se abrirá una etapa en la que Schiaretti y Llaryora saldrán a recorrer la provincia. Antes de eso, los dos dirigentes que intentarán concentrar la atención desde el peronismo provincial encararán sus últimas giras internacionales en la previa del Mundial de Fútbol. El lunes 7, el intendente capitalino partirá a los Estados Unidos y, dos días después, el gobernador iniciará un nuevo recorrido por el continente asiático.

 

Cuando regresen, con la gestión como base estratégica, pondrán la mirada en 2023. El calendario de la mesa chica ubica en el mes de diciembre las definiciones por venir, las tácticas de seducción para ampliar la coalición, incluir nuevos socios y empezar a definir las fórmulas que participarán en la contienda. También fijan para ese mes la definición de la fecha para las elecciones, que será informada al filo de lo que indica la ley electoral. “El Gringo no va a dar ni un día de ventaja”, aseguran en los tinglados cordobesistas, en donde los planes originales se aceleraron e ingresarán, desde este lunes, definitivamente en tiempo electoral.

 Fuente: Letra P, sobre una nota de César PUCHETA

Te puede interesar