Los legisladores acordaron aumentarse un 30 por ciento la dieta

637ed9fcd0180_940_529!

Los senadores y diputados tendrán un aumento del 30 por ciento en sus dietas, a partir de un pedido de los jefes de todas las bancadas a Cristina Kirchner y Cecilia Moreau, que les permitirá ganar en mano 450 mil pesos. 

Los ingresos estaban congelados desde julio, a partir de una resolución conjunta firmada por Cristina y Sergio Massa, molestos porque algunos legisladores de la oposición anticipaban que rechazarían un incremento.

Los primeros fueron los senadores del PRO Beatriz Ávila y Luis Juez. En esa resolución, se planteó que los haberes solo se aumentarían si se votaba en el recinto, un trámite que ninguna bancada podía aceptar. 

De esta manera, se dejó sin efecto el enganche que hace una década rige entre los aumentos de los empleados legislativos, que este año alcanzaron un 70%. 

Los senadores y diputados quedaron con los ingresos congelado, que oscilan los 380 mil pesos, más un plus por desarraigo de 60 mil, menos que lo suficiente para afrontar un alquiler. Claro que tienen descuentos por obra social y pagan Ganancias.

Si las dietas seguían sin moverse, el año que viene los legisladores podían haber quedado fuera del mínimo imponible a ese impuesto, que alcanzará a fin de año los 330 mil pesos. 

Los legisladores no ocultaron su malestar por tener un ingreso congelado, que con una inflación récord y hasta hubo proyectos presentados por la oposición para actualizarlas. María Eugenia Vidal pidió enganchar las dietas al aumento de jubilaciones.

Otro proyecto propuso una equiparación de haberes de presidente, legisladores y jueces, también con la movilidad previsional, que puede ser mayor a las de las paritarias. Lo firmaron Alejandro Cacace (Evolución radical) y Silvia Lospennato (PRO).

Pero mientras no hubiera un pedido expreso de los jefes de bloque, los ingresos no iban a variar. Las conversaciones empezaron hace un mes y empezaron a llegar las cartas de las autoridades solicitando dejar sin efecto la obligación de votar los aumentos en el recinto.

Con esa documentación, la semana pasada Cristina y Cecilia Moreau incorporaron un artículo al decreto que dispuso un bono de 30 mil pesos a los empleados para liberar los sueldos de los legisladores, pero no dispusieron un aumento.

Recién lo harán en los próximos días y con las notas de los jefes de bloque firmadas. "Si niegan las notas que enviaron, vamos a pedir que confirmen públicamente que quieren un aumento", señalaban en el oficialismo de ambas cámaras, ante la consulta sobre si podían volver a frenar los incrementos. 

Por ahora, el 30% está garantizado, aunque luego volverían a tener las dietas enganchadas a las paritarias. Al menos es lo que quedó vigente. 

Fuente: la politica online

Te puede interesar