Ya no hay plan platita que valga: Faltan productos, hay menos promos y cesó la euforia

ECONOMÍA Agencia de Noticias del Interior Agencia de Noticias del Interior
QP7U2ZBLNRBA3LACARD4TG2ZVA

Aunque el Cybermonday generó un incremento de las ventas debido a los diferentes descuentos y financiación que ofrecieron las marcas la semana pasada, los consumidores están lejos de manifestar la euforia que mostraron el fin de semana previo a la elección del 22 de octubre, o tras las PASO, cuando faltan apenas cuatro días para el balotaje. ¿Acaso ya no hay temor a una nueva devaluación? ¿Por qué los compradores mutaron de un estado de desesperación por comprar productos que luego de los comicios podrían estar más caros a consumir lo habitual, sin locuras?

El hecho de que el Cyberweek fuera justo la semana pasada pudo haber sido un factor que anticipara un mayor consumo debido al contexto político. Pero tampoco ese evento significó una explosión de las ventas, coincidieron empresarios de varios rubros. En consumo masivo, no hubo grandes picos en las dos semanas que van de noviembre, y tampoco sucedió en el sector de indumentaria, que ofreció importantes descuentos, ni en el ámbito de los electrodomésticos. Esta semana cesaron muchas de las promociones, tanto de precio como de financiación, por lo que se espera una semana aún más tranquila, a pesar de la cercanía electoral.

 
“No hubo grandes picos en estas dos primeras semanas de noviembre, y eso que fueron de mucha oferta. Además de los que participaron del Cyber, todos los supermercados salieron con los eventos “black”, y hubo un consumo razonable, pero no ocurrió lo que pasó en la previa de la primera vuelta de octubre y en la primaria de agosto, donde había una especie de psicosis”, dijo una fuente del supermercadismo. De todos modos, agregó que “si gana Milei el balotaje, el lunes 20 la gente saldrá por las dudas a comprar de todo”. De lo contrario, avizora mayor estabilidad debido a que Massa ya anticipó que volverá el ritmo de devaluación al ritmo de la inflación (crawling peg).

En cuanto al abastecimiento, desde el sector afirmaron que las empresas siguen entregando las mismas cantidades, en muchos casos con cupos, pero que la demanda más tranquila descomprime. Lo que sí destacó es que “las empresas buscan renegociar las condiciones de pago permanentemente y si no, venden lo mínimo”. En un supermercado mayorista también hicieron referencia a esta situación. Es más, afirmaron que las empresas medianas y chicas comenzaron a exigir el pago antes del 19 por temor a una suba del tipo de cambio.

 
Por su parte, en el sector de indumentaria manifestaron que “las ventas cayeron después de las PASO, luego subieron en septiembre, tuvieron un octubre con el Día de la Madre razonable y el Cyber fue aceptable”. “Noviembre es el mes más tranquilo del año en nuestro sector. Después del pico de octubre, luego hay que esperar las ventas navideñas de diciembre. El mercado formal está 5% abajo en unidades respecto del 2022, mientras que el informal, 20% por debajo”, afirmó un importante referente de la industria. Y agregó: “Considerando la situación, las famosas incertidumbres, lo que veo es que el consumo se la está bancando. Hay algunos descuentos que quizá son más agresivos que el año pasado. Pero no podemos pedirle a noviembre más que esto hasta el 19″.

En el rubro de electrodomésticos, tres empresarios consultados coincidieron en que la venta este mes está mucho más tranquila que en octubre, cuando el dólar paralelo trepó a $1.100 y tuvo lugar la primera vuelta electoral. “Nosotros seguimos con crédito personal y 6 cuotas sin interés en tarjetas, pero las acciones o promociones que hacemos son cuidadas porque nuestros proveedores están con problemas de entregas. Está faltando mercadería”, dijo un importante empresario del sector.

 
En otra de las cadenas de retail señalaron que “octubre fue un mes atípico” y que si bien durante noviembre se vienen alcanzado los objetivos, no está sucediendo nada extraordinario. “Crecimos entre 10% y 20% interanual en unidades, dependiendo de la categoría, pero no fue un 70%”, remarcó la fuente, al tiempo que señaló que “hubo mucha gente que intentó comprar y no pudo hacerlo por problemas con los límites de las tarjetas”. “Los consumidores reaccionan cuando se mueve fuerte el tipo de cambio, como pasó en octubre. No veo ahora ese escenario hasta el balotaje”, enfatizó.

En una tercera cadena de electrodomésticos sostuvieron que “el Cyber fue fuerte” y que aún no hay una tendencia pos evento. Siguen con algunas ofertas pero menos atractivas. “Suponenos que durante los últimos dias pre elecciones va a aumentar el volumen, como pasó antes de la primera vuelta. Aunque hay menos expectativas de devaluacion y dolares alternativos mas calmos que en octubre, y eso genera mas tranquilidad en el consumo”, dijo el empresario consultado.

Fuente: Infobae

Te puede interesar
Lo más visto