Últimas noticias

Qué inversiones se perfilan para ganarle al dólar si comienza a reordenarse la economía

ECONOMÍA Salvador Di Stefano
564471

El Gobierno en el año 2023 aumentó el tipo de cambio 356,5% y la inflación el 211,4% anual. Para este año ocurrirá lo inverso. Para el año 2024 se espera una inflación del 247,5% anual, mientras que estimamos una tasa de devaluación del peso del 148,8% anual, lo que ubicaría al tipo de cambio mayorista en torno de los $2.000 para fin de año. Si la brecha se ubicara en el 0%, en el año 2024, las estrellas del mercado serían los instrumentos en pesos que ajustan por inflación.

 
 
El Gobierno nacional está trabajando para reducir el déficit fiscal, lo que será una tarea titánica, ya que el déficit suma u$s14.000 millones. Para lograr revertir este resultado será necesario eliminar subsidios lo que derivaría en un aumento de los precios de las tarifas en la economía, que tendrían un efecto multiplicador en los precios.

Menor inflación y más reservas: emerge una nueva economía argentina

 
 
Si suben los precios de los productos, y la cantidad de moneda es constante, lo más probable es que tengamos una recesión de características inéditas en la economía, lo que podría generar que los precios se reacomoden a la baja, producto de la falta de liquidez en el mercado. Este proceso podría ser muy doloroso.

Para el primer semestre del año 2024, se espera una inflación en otro del 124,1%, mientras que para el segundo semestre la inflación podría ser del 55,0%, claramente tendríamos dos semestres muy diferentes en materia de precios. Habrá que trabajar muy duro para que las empresas hagan planificación fiscal, y no los sorprende un impuesto a las ganancias muy alto por el impacto inflacionario.

 
El gobierno en una primera etapa desearía alinear todos los precios de las tarifas a valores internacionales, anclar la economía local al mundo, que es la inversa de lo que venía realizando el kirchnerismo que desanclo los precios locales de los internacionales. El problema es que los salarios que están desanclados con el mundo, serán muy difíciles de mejorar en un escenario de alta recesión.

 
En materia financiera deberemos aprender a razonar las inversiones desde otro lugar. Si la economía tiene por delante un escenario recesivo, sin emisión de pesos, no habrá demanda de dólares, todo lo contrario, el dólar estará ofrecido, ya que los agentes económicos querrán deshacerse de dicha moneda para poder financiar sus gastos.

 
La nueva economía que asoma en el horizonte, nos devolverá un año en donde los precios subirán por el ascensor y el dólar por la escalera, esto nos dejará como resultado una inflación en dólares muy elevada. Lo inverso ocurría con el Kirchnerismo cuando emitía pesos a destajo, y el dólar era el resguardo de valor.

¿Dónde conviene invertir con inflación en dólares?
Las propiedades en dólares subirán
Las acciones tomarán el mismo camino
Los bonos soberanos mejorarán su paridad
Los bonos en pesos ajustados por inflación mostrarán una ganancia en dólares muy importante.
 Argentina tiene como objetivo bajar el déficit fiscal, sanear el Banco Central, y al Presidente no le tiembla el pulso si vamos a un escenario recesivo.

Por más que tenga contratiempos en su camino, de fondo Argentina no volverá a tener un déficit fiscal de u$s14.000 millones, o reservas negativas por debajo de los u$s10.000 millones. El mínimo cambio marcará una nueva tendencia.

Conclusiones
Los activos argentinos van a subir en dólares de cara a los próximos meses; no vemos al dólar como una opción de ahorro, preferimos bonos soberanos, acciones, bonos en pesos ajustados por inflación o inmuebles.
Las bajas de los últimos días de los bonos en pesos ajustados por inflación hacen que sean muy atractivos, por ejemplo, bonos como el TX26 y TX28 cotizan a una paridad del 125%, si bien rinden tasas negativas, la inflación será mucho más elevada que la tasa de devaluación del peso.

 

 

Fuente: Iprofesional

Te puede interesar
Lo más visto