Absolvieron en Salta a los acusados por la muerte de 43 gendarmes que iban a Jujuy

POLICIALES G24N G24N
ARCHI_1115392

Por la muerte de los 43 gendarmes en el Puente de Balboa, el pasado 15 de diciembre de 2015, fueron absueltos del "delito de estrago culposo con resultado de muerte" los gendarmes Juan Carlos German, Ricardo Ernesto Villasanti, Juan Carlos Bordón, Elio Rafael Méndez y Ramon Antonio Maidana.

En el caso de Villasanti fue absuelto por considerar que se extinguió la acción penal por la muerte del imputado.

El Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) presidido por el juez Domingo Batule, acompañado de los vocales Marta Liliana Snopek, del TOF 1 de Salta, y Alejandra Cataldi, del TOF de Jujuy, hizo lugar a la demanda por daño moral solicitada por todos los demandantes y condenó a gendarmería Nacional y el Estado Nacional a pagar en concepto de daño moral a cada una de las personas víctimas la suma de $906.700 a cada una, más los intereses, hasta la fecha de su efectivo pago calculado a la tasa activa del Banco Nación.

Las dos resoluciones fueron rechazadas por las familias de las víctimas, que murieron la desbarrancar el vehículo que los transportaba cuando iban a Jujuy por un conflicto social.

 Familiares de los gendarmes que fallecieron, dijeron a Cadena 3 que "otra vez los volvieron a matar" y que "el colectivo en el que viajaban los efectivos no contaba con la revisión técnica obligatoria, que es la misma Gendarmería la que controla esa situación de seguridad en las rutas".

A su vez, los familiares manifestaron su descreimiento de la Justicia.

El abogado querellante Mauricio Arriagada, en representación de 20 familias, dijo a Cadena 3 que la causa acumuló más de 30 cuerpos de 200 fojas cada uno, pruebas complementarias y que había prueba suficiente para condenarlos procesados.
 

Arriagada recordó que pidió "homicidio simple con dolo eventual" y afirmó que recurrirán la resolución del Tribunal.

El querellante Nicolás Vedía, en representación de siete familias, dijo a este medio que estaba plenamente comprobado el homicidio calificado al considerar que los acusados tenían el poder de decisión ante las condiciones los vehículos, especialmente del colectivo siniestrado.

Vedía ratificó que, 33 días antes de la tragedia de Balboa, les avisaron que el vehículo no estaba en condiciones de circular. Al ordenar el viaje a Jujuy, fue un arma mortal para los 43 gendarmes que murieron en cumplimiento del deber.

Fuente: Cadena 3

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto