Pettovello, matriculada en escándalos

POLÍTICA Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
pettovellojpg

El Ministerio de Capital Humano, conduce Sandra Pettovello, reflotó una ley sancionada bajo el gobierno de Juan Domingo Perón en 1944 para exigir de manera obligatoria una matrícula para ejercer la tarea periodística. La decisión duró 12 horas y los cuestionamientos recayeron sobre el secretario de Trabajo, Julio Cordero.

El funcionario, que reemplazó a mediados de marzo a Omar Yazín, desplazado por haber filtrado información privada en una reunión de gabinete, ordenó elaborar un posteo oficial en el ministerio que exigía una "matrícula obligatoria" para todos aquellos "periodistas profesionales que realicen en forma regular, mediante retribución pecuniaria, las tareas que les son propias en publicaciones diarias, o periódicas y agencias noticiosas".

Ante el cuestionamiento de periodistas, profesionales de la comunicación, y empresas mediáticas, el posteo publicado en redes sociales fue rápidamente eliminado y el comunicado oficial en Capital Humano editado. Fuentes de estrecho diálogo con el presidente Javier Milei le dijeron a Letra P que los cambios que realizaron en la mañana de este jueves se hicieron para "no generar confusión", aunque trascendieron por lo bajo las críticas hacia Cordero, que le sumó una polémica más a la ministra favorita de la Casa Rosada.

Una ley de 1944
El anuncio del gobierno libertario hace referencia a la Ley 12.908, sancionada durante el gobierno de Juan Domingo Perón el 18 de diciembre de 1946. Conocida como Estatuto del Periodista Profesional, la norma ratificaba el decreto-ley 7618/1946 del 25 de marzo de 1944. La ley se promulgó el 24 de diciembre de 1946 y se publicó en el Boletín Oficial el 4 de febrero de 1947.
El 15 de mayo de 1946 se dictó el decreto 13.839, que fue ratificado por la ley 12.921 y que dio nacimiento al Estatuto del Empleado Administrativo de Empresas Periodísticas. Ambos estatutos adquirieron el estatus de verdaderos convenios colectivos de trabajo y sirvieron como modelo para normas de similares características dictadas en el exterior.
La Ley 12.908 contiene normas protectorias de la libre expresión, información y pensamiento por parte de los periodistas en el ejercicio de su actividad. Los artículos 5 y 29 garantizan que la libertad de expresión, opinión y pensamiento del periodista son derechos inalienables, como también lo son la afiliación sindical o la pertenencia a partidos políticos.

La respuesta del Gobierno
La polémica estuvo puesta sobre el carácter "obligatorio" de la matrícula para ejercer el periodismo, pero no en otros artículos contemplados en aquella vieja iniciativa de Perón. Por caso, el artículo 13 faculta al profesional a tener "acceso libre a toda fuente de información de interés público; al acceso libre a las estaciones ferroviarias, aeródromos, puertos marítimos y fluviales y cualquier dependencia del Estado, ya sea nacional, provincial o municipal", mientras que el artículo 14, incluso, disponía de rebajas en tarifas de "transporte, en las comunicaciones telefónicas, telegráficas y cablegráficas y, en general, para la transmisión de noticias".

"En 1946 salió la ley del estatuto del periodista. La ley llegó para regular el trabajo del periodista que hasta ese entonces no lo estaba. Y dentro de la ley estaba la implementación de la matrícula. Lo que saco Capital Humano fue sólo un recordatorio porque cada dos años se hacen las renovaciones de las matrículas", intentaron explicar en el oficialismo y derivaron todas las responsabilidades al área que decidió desempolvar esta ley: la Secretaría de Trabajo, que tiene a su cargo la obligación de entregar las credenciales que acreditan la condición de periodista profesional y de mantenerlo actualizado.

No es la primera vez que una decisión del Gobierno generó polémica en el oficio periodístico. De hecho, al inédito hecho de no haber permitido el ingreso de profesionales de la comunicación en la jura de ministros en el inicio de la gestión, se le sumó a mediados de abril la intención de "sumar gente que no es periodista" a las habituales conferencias de prensa de Manuel Adorni, un hecho que, de concretarse, sería inédito para la extensa historia del periodismo acreditado en la Casa Rosada.

CON INFORMACION DE LETRA P.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto