Más que un desfile militar

POLÍTICA Agencia de Noticias del Interior Agencia de Noticias del Interior
WhatsApp-Image-2024-07-09-at-13.30.03

La Avenida del Libertador fue testigo este martes del mayor desfile militar de la historia argentina desde el Bicentenario, organizado por el gobierno de Javier Milei para festejar el Día de la Independencia.

El evento se celebró por primera vez después de cinco años, luego de una prohibición que había impuesto Alberto Fernández a los desfiles de las Fuerzas Armadas cuando llegó al poder en 2019. Contó con más de 7.000 efectivos movilizados, además de vehículos militares, helicóperos y aviones de guerra.

Además, por primera vez en la historia, los Veteranos de la Guerra de Malvinas inauguraron el desfile y lo encabezaron. Para entender la significancia de esto, en el último desfile que hizo el gobierno de Mauricio Macri, los veteranos fueron ubicados al fondo.

 
Antes de empezar a desfilar, Alfredo Paniagua, quien en las islas formó parte de una de las escuadrillas de la Fuerza Aérea, le dijo a los medios presentes, entre lárgrimas, que al acto de este martes lo vivía como “un reconocimiento y un honor”.

  

El desfile se extendió por más de dos horas. Comenzó cerca de las 11, en la esquina de Libertador y Agüero, y terminó en el cruce con la avenida Dorrego. Durante todo el evento, pasaron soldados uniformados, bandas militares, vehículos de transporte militar, tanques, helicópteros y aviones de caza.

 
En el palco oficial se ubicaron los diferentes ministros y funcionarios que acompañaron al presidente Javier Milei, tales como Victoria Villarruel, Luis Petri, Patricia Bullrich, Karina Milei, Manuel Adorni, Jorge Macri, Diana Mondino, Luis Caputo, Federico Sturzenegger, José Luis Espert, Lilia Lemoine y Martín Menem.

Los veteranos que marcharon se acercaron hacia el lugar exacto donde se encontraban Milei en el palco, y les entregaron regalos. Le obsequiaron banderas, gorros y hasta un pedido en un papel. El Presidente los saludó eufóricamente.

  

Luego, desfilaron por la calle cerca de 7 mil efectivos de las distintas fuerzas: Ejército Argentino, Gendarmería Nacional, Infantería, Fuerza Aérea, Armada Argentina, Patricios de Buenos Aires, Policía Federal Argentina y Prefectura Nacional.

A su vez, expusieron diferentes vehículos de las Fuerzas Armadas que, además de ser utilizados para los combates, son utilizados para resolver conflictos internos del país, como sucede actualmente con el temporal de nieve en la provincia de Santa Cruz.

Otro de los momentos que más entusiasmaron a los presentes fue cuando el avión Hércules C-130 y un escuadrón de helicópteros sobrevolaron la zona. Pero además, la multitud volvió a alegrarse cuando marcharon los regimientos de Granaderos a Caballo y de Patricios.

 
  

Ya sobre el final, el Presidente y la Vicepresidente sorprendieron al público. Tras retirarse del palco oficial, en el que estaban junto distintos ministros y funcionarios, ambos pasaron las vallas e ingresaron a la avenida, donde ocurría el desfile. Allí, en cuestión de minutos y con ayuda de los integrantes de la Fuerza, se subieron a un tanque de guerra.

Se trató de un TAM 2C (tanques argentinos medianos) que, recientemente, volvieron a las filas del Ejército luego de ser reparados y modernizados por el ministro Luis Petri. “El salto tecnológico alcanzado con esta modernización es significativo. La tecnología empleada es la que actualmente se utiliza en los tanques más modernos del mundo, otorgándole al Tanque Argentino Mediano 2C A2 las capacidades operacionales que demandan los conflictos modernos”, había explicado el Ministerio de Defensa cuando presentó los nuevos vehículos unas semanas atrás.

Milei, como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, desfiló arriba del tanque, arengando a la multitud gritando “Viva la libertad carajo”. Quienes lo vieron desde los laterales de la avenida, lo aplaudieron y alentaron con fervor.

Minutos previos a que concluyera el acto, Milei y Villarruel regresaron al palco y se abrazaron con la mayoría de los presentes. Finalmente, desfilaron la Gendarmería Nacional y la Policía Federal Argentina para concluir el histórico evento.

Con información de Derecha Diario

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto