Manes piensa en Carolina Losada como su compañera de formula

D3LESMLSJNHNPLH5CPIDF2TSN4

“Lo mejor habría sido que no hubiera pasado, no sirven este tipo de ataques”, es una de las lecturas que se hacen en la cúpula de la UCR sobre las declaraciones del diputado nacional Facundo Manes contra el expresidente Mauricio Macri, que provocaron un torbellino político y una avalancha de reacciones tanto del PRO como en el partido liderado por el gobernador de Jujuy Gerardo Morales.

 
En el radicalismo apuestan a la “reflexión” del legislador para evitar el recrudecimiento de la tensión con el PRO y esperan que no se repliquen, para evitar más heridas que después tengan que “cauterizar” en la relación entre los partidos que integran Juntos por el Cambio. Aunque aclaran que “cada dirigente dirá siempre lo que quiera, mientras no haya ofensa a los partidos”.

En el entorno de Morales consideran que Manes sacó “una experiencia” con el fortísimo impacto que provocaron sus declaraciones en las que vinculó a Macri con “populismo institucional”, mencionó las investigaciones por presunto espionaje ilegal y habló de “operaciones judiciales”. Consideran que el diputado radical “entendió por dónde pasa la cosa” y aspiran a que “no se vuelva a repetir”.

 
La lectura que hacen en la presidencia del partido es que Manes estaba “en un nivel de tensión” al momento de la entrevista y que “contestó lo primero que se le vino a la cabeza”, ante la pregunta en LN+ de que “algunos, como Macri, creen que en la UCR son ‘neopopulistas’”. En el partido consideran que en ese contexto el neurocientífico “cometió excesos, errores”: “Se cruzó un límite, lo que pasó no va”.

Tras el comunicado del Comité Nacional de la UCR que advirtió sobre la “lesión de las esperanzas” a partir de la tormenta política que se generó con las declaraciones del diputado desde el partido le ponen paños fríos y apuntan a calmar las aguas. Allegados al gobernador de Jujuy dicen que no creen que el legislador “haya querido generar lío”.

En el entorno de Morales plantean que el dirigente tiene una “mirada comprensiva” y cuestionan la fuerte reacción del PRO contra las declaraciones del neurocientífico: “Tampoco para que lo maten por lo que pasó”.

 
Mencionan el antecedente de Macri que criticó en un foro en Brasil lo que denominó el “populismo” de Hipólito Yrigoyen, expresidente y figura histórica del partido, y plantean que frente a esa situación “hay que contestarle” al fundador del PRO aunque manifiestan sus diferencias con los dichos de Manes.

“Control de daños” de la UCR para cuidar el vínculo con el PRO
En la cúpula del radicalismo destacan el procedimiento de “control de daños” para frenar la escalada de tensión y el vínculo con el PRO en Juntos por el Cambio.

Celebran que con el comunicado del Comité salieron “en defensa de la convivencia” con el partido liderado por Patricia Bullrich, con el objetivo de que la fuerte repercusión que tuvieron los cruces “no afectara la relación con los partidos”.
Explican que “el asunto era dejar en claro que era una opinión personal de Manes, no del partido”, que lograron “ordenar la situación y administrar la tensión” y destacan el espíritu de “institucionalidad” del radicalismo.
Consideran que el legislador no midió el impacto que iban a generar sus declaraciones, que “no supo como salir” de la situación, que la próxima vez debe “pensar mejor” lo que va a decir y “tener timing”.
Advierten que la gente “está preocupada” por la situación económica y política y que les reclama que no haya enfrentamientos entre los dirigentes: “Las peleas generan valoración negativa de la gente, hay que parar con los enfrentamientos porque se termina perdiendo en la consideración pública”.

 
En la UCR destacan lo que llaman el estilo “espontáneo y disruptivo” de Manes, que dicen que “no es tradicional y eso le da un plus en la política”. Aunque advierten por las “duras manifestaciones” y exigen “tener más cuidado” con las expresiones públicas.

Plantean que “es bueno que haya disensos” pero que se debe “cuidar a Juntos por el Cambio” y coinciden en que “hubiera sido mucho mejor que Manes no hubiera dicho nada”.

Las candidaturas para las elecciones presidenciales de 2023
Más allá de la delicada coyuntura política en el radicalismo hay entusiasmo por las candidaturas para las elecciones presidenciales 2023 para las que se anotaron Morales y Manes, que podría llevar como compañera de fórmula a la senadora radical Carolina Losada,

 
 

Destacan que tienen dos candidatos a diferencia de otras elecciones presidenciales y que ambos son “muy buenos postulantes”.
Una de las posibilidades es que haya una “fórmula pura”, que algunos sectores del partido advierten que atenta contra el espíritu de la coalición al estar integrada por dos candidatos del mismo espacio.
La otra variante es que sea una fórmula combinada de partidos, que desde la cúpula del partido consideran que “puede ser funcional” porque “va en línea con la lógica de una coalición” y que creen que podría ser más atractiva electoralmente.
La defensa de Facundo Manes: “No quiere romper JxC”
En el entorno de Manes aclaran que el diputado “no quiere romper Juntos por el Cambio” y plantean que “nadie lo desmintió ni se metió en el fondo de la cuestión” de sus declaraciones sobre Macri.

 
Critican que “los aliados arreciaron”, en relación a la catarata de críticas del PRO al neurocientífico.
Plantean que el legislador “no está en política para hacer lo mismo” y que “cuando algo le hace ruido lo dice, no hace especulaciones”.
Describen a Manes como “un tipo inteligente, ningún improvisado, que muestra liderazgo” y consideran que “la sociedad quiere líderes que no especulen”.

Con información de TN

Te puede interesar