Juan Schiaretti se reunió con Roberto Lavagna en un permanente y eterno coqueteo

6HO575QQXNEMZBENY3KG4HMXDM
Lavagna y Schiaretti se habían reunido públicamente por última vez en julio de 2019 Consenso Federal

El gobernador cordobés Juan Schiaretti acelera sus gestiones para armar una “tercera vía” electoral. Ayer, después de criticar duramente al kirchnerismo en el Congreso Internacional de Economía organizado por la Universidad de Buenos Aires (UBA), se reunió con Roberto Lavagna. El exministro y exsocio del intento del “Alternativa Federal” de 2018, lo alentó para que lidere el diseño de una fuerza que reúna a distintas vertientes, desde el peronismo no kirchnerista a los radicales, incluyendo a socialistas.

En su exposición en la UBA el gobernador de Córdoba fue más directo que en otras oportunidades y dijo que está trabajando y que lo seguirá haciendo para construir una alternativa superadora de la grieta. “Después veremos quién es candidato a Presidente”, definió.

Planteó que “mientras al peronismo lo tenga preso el kirchnerismo es difícil que plantee cosas razonables”. Al kirchnerismo lo definió como “feudal”.

Antes de regresar a Córdoba se reunió con Lavagna. LA NACION confirmó el encuentro, en el que dialogaron sobre la situación del país y la posibilidad de una fuerza que “salte la grieta”. Los legisladores nacionales cordobeses y los que responden al exministro integran el Interbloque Federal, donde vienen trabajando varias iniciativas en conjunto.

Respecto de la coyuntura política-económica, coincidieron en que la crisis es compleja y en que la llegada de Sergio Massa a Economía frenó la “caída libre” en la que se venía, aunque el país sigue parado al borde de un precipicio.

 

En mayo de 2019, hubo un cruce entre Schiaretti y Lavagna, cuando el cordobés le dijo que si quería entrar a Alternativa Federal y ser elegido candidato debía competir en PASO. El exministro no aceptó. Finalmente, la salida de Massa y Miguel Angel Pichetto del espacio, lo terminó licuando.

Unos meses más tarde se reencontraron, con Lavagna encabezando la fórmula con Juan Manuel Urtubey. El cordobés ya había decidido limitarse a Córdoba con una boleta “corta” de candidatos a diputados nacionales para las PASO, sin apoyar ninguna fórmula presidencial.

En el encuentro de anoche -con los resquemores superados, según fuentes de ambos lados-, Lavagna le insistió a Schiaretti en que fuera “para adelante” con el intento de generar un espacio alternativo. La expectativa está puesta en si hay radicales, más allá de Facundo Manes, dispuestos a romper con Juntos por el Cambio o si aceptarán “seguir siendo furgón de cola”, expresión que usan algunos peronistas no K que conversan con el cordobés.

También esperan ver qué harán algunos gobernadores peronistas que, por el momento, siguen ligados a la administración nacional. Entre los que trabajan en este armado, hay algunos que dicen que se puede seguir esperando, que “no hay que apurar los tiempos”, mientras otros creen que ya deberían empezar a resolver.

Ayer Schiaretti planteó que las encuestas revelan que 60% de la gente buscaría candidatos por fuera de la grieta y que ese es el campo que deben trabajar con propuestas. Facundo Nejamkis, director en Opina Argentina, sostiene que ese dato no necesariamente implica que esa franja esté dispuesta a un camino intermedio, sino que podrían optar por posiciones incluso más extremas a las de la grieta.

Fuente: La Nación, por Gabriela Origlia

Te puede interesar