Federico Storani habló tras la condena al asesino de su hijo: “Siento alivio, pero nadie me lo va a devolver”

POLICIALES G24N G24N
370252935_6625760010856670_9121207003043718538_n

Pablo Torres Lacal fue condenado a 9 años de prisión por el choque de lanchas en el que fallecieron Manuel Storani y María de los Ángeles Bruzzone, hijo y exesposa del histórico dirigente radical Federico Storani, hace siete años. En el accidente también murió Francisco Javier Gotti, un amigo del ahora condenado.


Por unanimidad, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 1 de San Isidro lo encontró culpable del delito de “triple homicidio simple con dolo eventual”, ya que manejaba la embarcación que embistió a la lancha en la que viajaban las víctimas.

Al respecto, Federico Storani aseguró que fue una condena “ejemplificadora”, porque “es difícil comprobar que un accidente se califique como dolo eventual”. También dijo que escuchar la pena fue “una sensación de alivio”, aunque agregó: “Nadie me va a devolver a Manuel ni a Ángeles”.

    
“La primera sensación que me dio la condena es de alivio. Pero no estoy contento por dos razones: una porque nadie me va a devolver la vida de Manuel ni de Ángeles. Otra porque tampoco me gusta que haya personas que sean privadas de la libertad. Es una cuestión ideológica y lo pienso así”, sostuvo.

El histórico dirigente radical pidió “mayor nivel de responsabilidad del funcionamiento de las instituciones para que la sociedad mejore su calidad”, y aseguró que “los accidentes en el Delta son una epidemia, una de las causas más altas de mortalidad”.

“La finalidad de la pena es preventiva, pero también es disuasiva y tiene que ser ejemplificadora. Esta lo fue, porque no era fácil conseguir una calificación con dolo eventual, que es cuando una persona sabe que con su accionar pone en riesgo la vida de otra persona. En este caso se probó que Torres Lacal conducía a máxima velocidad, en una zona sin luz y haciendo zig zag. Se pasó todos los extremos. Además, no era un menor, era una persona de 45 años, moralmente imputable”, sumó.

    
Por último, se refirió a los años que tuvo que esperar para obtener justicia. “Se dilató el proceso porque los abogados se dedicaron a presentar recurso tras recurso. Llegaron así hasta la Corte Suprema. A este hombre le pesaban 3 muertes encima, pero igual no le importó y siguió dilatando todo. Por suerte, considero que el fallo fue bueno”, cerró.

Fuente:Telam

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto