Últimas noticias

Martín Llaryora: “La próxima es una semana bisagra, tenemos que tener ley, hay que sacarla”

POLÍTICA - CÓRDOBA Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
martin-llaryora-gobernador-de-BL2XHOIS4FE5NLAX3TEFHHF5KE

El gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, dijo este sábado que “la próxima semana es una semana bisagra, tenemos que tener la ley [ómnibus], hay que sacarla” en referencia al megaproyecto que envió el presidente Javier Milei y que sería tratado este martes en la Cámara de Diputados luego del dictamen de mayoría que acompañó, entre otros, el legislador Ignacio García Aresca en representación del oficialismo cordobés.

 
 
Llaryora, no obstante, aunque tendió la mano tampoco se reservó críticas para el Gobierno y las formas que tiene. “Nos enteramos como se enteraron ustedes [los periodistas]. Nos enteramos como se enteró todo el mundo [de la decisión del Gobierno de retirar el paquete fiscal de la ley ómnibus]”, afirmó en diálogo con Radio 10 y agregó que “inclusive así se enteraron muchos legisladores y presidentes de bloques, con un dictamen aprobado por la mayoría”.

El gobernador, perteneciente al PJ aunque no alineado con el peronismo nacional, cuestionó toda quita de la parte fiscal. “No se puede dejar afuera lo fiscal como diciendo ‘bueno, después vemos’. Hay cosas fiscales que pueden integrarse y dejarse”, sostuvo y se mostró preocupado por la coparticipación del impuesto PAIS en caso de que el Congreso no trate la parte fiscal: “Hay cuestiones impositivas que de no aprobarse se caen como el impuesto PAIS, por ejemplo”.

 
“Hay que elevar la discusión y tomar medidas del paquete fiscal y productivo que te permitan ver la luz al final del túnel”, expresó y puntualizó en lo necesario que considera que es la agenda productiva de su provincia, al tiempo que también sacó pecho al afirmar que “Córdoba no tiene déficit”.

 
Llaryora, quien fue intendente de su ciudad de nacimiento, San Francisco, y luego de la capital provincial antes de llegar al ejecutivo cordobés en las elecciones del año pasado, pidió al Gobierno una mesa de diálogo en la que estén representados los gobernadores.

“Esto no es por Twitter, tiene que ser sentados todos en una mesa, como tuvimos en el inicio [de mandato] con el Presidente y los gobernadores. Sentar también a los ministros y decir ‘bueno, a ver cómo vamos para adelante, qué necesitan de nosotros, cómo construimos al país’. De buena fe, sino va a ser un dimes y diretes”, dijo y alertó de que “el mundo va a empezar a ver a la Argentina de nuevo en estas idas y vueltas y no van a venir inversiones ni locales ni extranjeras”.

 
En referencia a los supuestos dichos que el exministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro, habría filtrado a la prensa y por eso echado del cargo, de que el Presidente iba a “fundir a las provincias”, sostuvo que si el Gobierno apunta contra las provincias, en realidad “es contra los argentinos”.

“Cuando decís que se va a fundir una provincia, atrás de esa provincia se funden los municipios, se funde el esquema productivo, se cierran las fábricas, las empresas, se genera desempleo, un gran problema social. La primera trinchera del vecino es la intendencia, la segunda la gobernación”, dijo.

 
Luego, el gobernador agregó: “La salud la manejan las provincias, la educación también. ¿Quién no va a tener educación y salud y a quién le va a cerrar el aparato productivo? A los argentinos. Ese no es el país que tenemos que construir”.

Llaryora, por último, garantizó el apoyo de su fuerza a la delegación de facultades que establece la norma: “Hay que delegar facultades para tener rapidez en decisiones porque estamos en un momento de crisis”. Aunque precisó que sus legisladores no votarán toda las que pide el Gobierno: “Hay que restringirlas, son demasiadas las que se han pedido. Son delegadas en un contexto y después tienen que utilizar bien esas delegaciones, desde la buena fe”.

Con informacion de La Nacion.

Te puede interesar
Lo más visto