Últimas noticias

Inminente aumento de las naftas

Agencia de Noticias del Interior Agencia de Noticias del Interior
https%3A%2F%2Fthumbs.vodgc.net%2F6-454-oH4pbv1706630043714-1706630563

Las estaciones de servicio de todo el país comenzaron a tener una alta demanda por parte de los usuarios, ante un posible incremento en el precio del litro de nafta y gasoil que está analizando el Ministerio de Economía.

El jueves 1 de febrero llega a su fin la prórroga del congelamiento del impuesto a los combustibles y, según estimaciones privadas, el precio de la nafta súper en surtidor podría aumentar hasta 25% e impactar de lleno en el bolsillo de los automovilistas y transportistas.

"Si el Gobierno actualiza el valor del impuesto a los combustibles, el precio de la nafta súper podría aumentar un 25%. En dólares oficiales pasaría de U$S 0,95 a U$S 1,2. Para Nación, podría implicar recursos extras por 0,37% del Producto Interno Bruto (PIB) y para provincias por 0,15% del PIB", destaca un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

El dilema del Gobierno sobre el impuesto a los combustibles
La puesta al día del tributo correspondiente presenta una disyuntiva para el oficialismo. Por un lado, se traduce en una mayor recaudación que asistiría al objetivo de reducción del déficit fiscal que agita el ministro de Economía Luis Caputo. Sin embargo, encarecería los costos de cargar el tanque para el ciudadano de a pie y los profesionales del transporte.

Por el contrario, la no actualización conlleva un alivio para los consumidores pero una pérdida de recursos tributarios en un marco de tensión política y económica luego de que Caputo anunciara la eliminación del capítulo fiscal de la Ley Ómnibus. Este apartado contemplaba casi dos puntos porcentuales del plan de ajuste y el Palacio de Hacienda evalúa distintas opciones para cumplir con la meta de equilibrio entre los ingresos y los gastos del Estado hacia fin de año.

"El impuesto nacional a los combustibles mantiene inalterado su valor en $27,6 desde octubre de 2022, a pesar del aumento de la inflación. No obstante, a fines de del corriente mes vence el ultimo decreto firmado, por lo cual, de no renovarse este decreto el valor de este tributo aumentará según la inflación", explica el análisis del IARAF.

La novela del impuesto al combustible
De hecho, la carga tributaria se actualizó por última vez durante el segundo trimestre de 2021. A fin de evitar una disparada del precio de la nafta y el gasoil, el gobierno de Alberto Fernández postergó el incremento impositivo y, como contraparte, le exigió a las petroleras que aumenten por debajo del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

 

En noviembre de 2023, el entonces ministro de Economía y candidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, rubricó el último aplazamiento y justificó la decisión señalando que "tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles".

Massa tomó la decisión en medio de una crisis de escasez de combustibles que generó largas filas de autos y camiones a lo largo y ancho del país. Más allá de culpar a las empresas del sector por el desabastecimiento, el ex postulante a la presidencia aceleró la importación de 10 buques para abastecer al mercado local y normalizar la situación.

Cuánto subirían los combustibles en dólares
De acuerdo al estudio del IARAF, en marzo de 2018, el valor del impuesto a los combustibles era de $7,13 mientras que ese monto a precios de enero de 2024 equivale a $227. "Respecto al valor actual de $27,6, el valor potencial del impuesto es un 722% más alto. Tomando como referencia el valor de un litro de nafta súper en la ciudad de Córdoba de $806, bajo el supuesto de traslado del 100% del incremento del tributo, el precio aumentaría a $1.005, es decir, un incremento del 25%. Convirtiendo estos valores al tipo de cambio oficial peso-dólar, implicaría pasar de U$S 0,95 a U$S 1,2", detalla.

En tal sentido, el informe remarca que la contracara del congelamiento en el valor real del tributo al combustible, "es la pérdida de recaudación real": "A medida que comenzó a disminuir el valor real del tributo a mediados del año 2021, la recaudación del mismo empezó un descenso significativo de manera paulatina, al comparar la recaudación de diciembre 2018 con la de diciembre 2023, se vislumbra un descenso real del 77%".

"Obviamente, la actualización del valor del tributo a los combustibles implica un aumento de la carga tributaria. Considerando la carga total sobre el valor final de la nafta súper en la ciudad de Córdoba, la carga tributaria pasaría de un 24% en la actualidad a un 39%", ejemplificó.

Combustibles: precios por las nubes y derrumbe del consumo
Desde noviembre, los combustibles pegaron un salto promedio de 140%, impactados por la inercia inflacionaria, el atraso de las subas durante la administración anterior y la devaluación de 54% que instrumentó el gobierno de Javier Milei a mediados de diciembre.

En ese contexto de disparada de precios, el consumo en estaciones de servicio se redujo 20% entre diciembre y mediados de enero, aseguraron a PERFIL fuentes de Confederación de Entidades de Comercialización de Hidrocarburos y Afines (CECHA)

A pesar de los reclamos sectoriales, las remarcaciones de los valores de las naftas y el gasoil alcanzaron el 260% e incluso superaron el nivel general de la inflación de 211,4% que difundió el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Por cada 10% de incremento de las naftas y el gasoil, el IPC aumenta un 0,4% de forma directa. Es por eso que se estima que el porcentaje tendría una considerable incidencia en la cifra de enero al incluir en la ecuación las subas de 27% aplicadas por las petroleras.

Con información de Perfil

Lo más visto