Últimas noticias

Maximiliano Pullaro le tiende la alfombra roja a su aliado Horacio Rodríguez Larreta

POLÍTICA - SANTA FE Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
horacio-rodriguez-larreta-maximiliano-pullaro-santa-fejpg

En lo que será el segundo capítulo de su reaparición pública tras dejar el cargo de jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta participará este jueves a la tarde de la reunión de gabinete del gobierno santafesino, invitado por Maximiliano Pullaro. La movida se puede leer con el prisma de la interna de Juntos por el Cambio y las elecciones internas del PRO que se avecinan, pero también en clave santafesina, ya que el porteño es un aliado del gobernador y referente nacional de la vicegobernadora Gisela Scaglia dentro del partido amarillo.

Larreta estrenó el formato de pegarse a los gobernadores aliados de JxC el último martes, cuando participó de un encuentro similar con el gabinete de Claudio Poggi, en San Luis. “Mi vocación por cambiar la Argentina no depende de un puesto o una elección”, tuiteó el excandidato presidencial luego. La excusa del encuentro fue “aportar mi experiencia en gestión, para que desde la gobernación se puedan hacer los cambios que la provincia necesita”. “Me voy muy motivado por el compromiso del equipo de gobierno en transformar la vida de los puntanos para siempre”.
 
En Santa Fe, la reunión tendrá lugar en la Sede de Gobernación en Rosario. Llega días después de que las presidencias de todas las filiales provinciales del PRO firmaran un comunicado pidiendo que Mauricio Macri asuma al frente del partido amarillo que fundó hace casi dos décadas. Esa disputa es, hoy por hoy, la que enfrenta a Larreta con el expresidente y la que parece motivar al referente de las palomas a mostrarse con gobernadores y sacarle lustre a su músculo político.

La visita tiene, paralelamente, lecturas políticas puertas adentro de Santa Fe. Por un lado, Pullaro se muestra con Larreta al día siguiente de tener su primer ruido en la relación con Patricia Bullrich a causa de la negativa de la ministra de ceder el control de la cárcel federal que se construye de Coronda aún no inaugurada. Si bien Bullrich y Larreta transitan una alianza táctica frente a Macri, esta es circunstancial. Hay heridas que tardan en cerrar.
Por otro lado, el gesto también puede leerse como una toma de posición que incomoda a Federico Angelini, miembro de la mesa chica de Macri, rival de Pullaro en las picantes internas provinciales y ahora aliado, aunque con un vínculo sensible. De hecho, Cristian Cunha, ladero de Angelini y presidente del PRO santafesino, firmó el documento a favor de Macri y ahora tendrá que participar de la reunión con Larreta, ya que es funcionario del gabinete provincial.
Sociedad a prueba de balas
El vínculo entre Rodríguez Larreta y Pullaro parece no flaquear. Los gestos entre ellos datan de hace tiempo y tienen como nexo la relación del santafesino con Martín Lousteau, aliado de Larreta durante su gestión porteña y único referente nacional que reconoce el gobernador. Así las cosas, el porteño talló fuerte para que Gisela Scaglia -una de sus principales referentes santafesinas- sea la elegida como compañera de fórmula de Pullaro y hoy sea no solo la vicegobernadora sino una de sus aliadas más estrechas.

Scaglia es la contracara de Angelini en el PRO santafesino. Su ascenso a la Vicegobernación estuvo acompañado de un fuerte empoderamiento de parte de Pullaro que le provee proyección política y le cedió la lapicera para definir nombres y puestos que el PRO integró en el gobierno provincial.

El exjefe de Gobierno porteño devolvió gentilezas a su turno: cedió su lista de postulantes a la Cámara de Diputados en Santa Fe al pullarismo, que colocó a Juan Cruz Cándido como primer candidato. La experiencia no salió como se esperaba, Larreta perdió en Santa Fe y Cándido terminó como secretario general de la gobernación.

El intercambio de nombres no fue el único gesto entre ambos. Larreta dio el presente durante la campaña de Pullaro y lo ayudó a capear los peores momentos, cuando las críticas de Carolina Losada arreciaban y golpeaban por debajo de su cinturón. El santafesino, ya en ganador, hizo desear su acompañamiento al porteño, pero terminó pactando en la misma noche de su triunfo y hasta puso su estructura, la que lo había hecho gobernador, a disposición. El final, se sabe, no fue el esperado. A pesar de eso, ahora Pullaro otra vez pone sus activos al servicio de la cruzada larretista.

El plan reconstrucción de Larreta
Tras su derrota frente a Patricia Bullrich, Larreta trazó un plan de reconstrucción con vistas a 2027. Ese plan incluye, como primer paso y a modo de relanzamiento, quedarse con la presidencia del PRO, aunque no es el único camino posible, como cuenta Gonzalo Prado acá. En esa cruzada le surgió una aliada impensada: la propia Bullrich, apuntada por Macri tras haberse cortado sola y negociado su incorporación al gabinete de Javier Milei sin plegarse a los términos y condiciones del Pacto de Acassuso. Desde ese momento, la ahora ministra dejó de hablarse con el expresidente y, junto con Larreta, hasta pegaron faltazos a las reuniones que convocó.

Macri, por su parte, deja correr la versión de que retomará el mando del partido y acumula rivales. Busca revancha por la desautorización de Bullrich que mermó su posición a la hora de negociar una alianza con Javier Mileiy también quiere venganza por las numerosas afrentas a su liderazgo de parte del Hache. Una manera de saldar cuentas y despejar su camino de aquellos que no se cuadraron ante su liderazgo, pero también de mejorar su posición para cuando el presidente de la Nación lo busque necesitado de gobernabilidad, tal como Macri está convencido de que sucederá.

Con informacion de Letra P.

Te puede interesar
Lo más visto