Con su caprichosa actitud anti Juez, Macri lleva a Córdoba a lugares inciertos

UISDIQZSOVE3BBABT5ITZKXQCA
Macri está haciendo todo lo posible para resquebrajar la relación entre Luis Juez y Rodrigo de Loredo

Mauricio Macri es una de esas personas que no está acostumbrada a que le digan que no. Su opinión es que el candidato para la gobernación de Córdoba tiene que ser o Gustavo Santos o Rodrigo de Loredo y no quien tiene las mejores posibilidades de que la provincia mediterránea cambie de color político después de más de veinte años. Una actitud incomprensible más cercana al capricho que a la lógica, que pone un gran signo de interrogación a los anhelos de quienes quieren un cambio para una provincia con matices diferentes y en algunos casos absolutamente contrarios a lo que se muestra a la hora de hacer propaganda en los grandes medios nacionales,

Con la excusa de la publicación de su segundo libro, Mauricio Macri volvió a la escena mediática para instalar el programa que cree que debe implementar Juntos por el Cambio, en caso de volver a la Casa Rosada en el 2023. Pero en las sombras, el ex presidente comenzó a influir en la definición de candidaturas. Es el caso de Córdoba, la provincia que fue clave para su triunfo en 2015. En busca de diferenciarse de Horacio Rodríguez Larreta, le dio su apoyo a Rodrigo de Loredo para ganarle la pulseada a Luis Juez en la carrera por la gobernación.

Durante las últimas entrevistas televisivas, Macri ponderó la figuras de dos radicales de Evolución: De Loredo y Martín Tetaz. Según pudo saber Infobae, ese guiño generó malestar entre los candidatos a gobernador cordobeses de Juntos por el Cambio, que buscan terminar con el peronismo de Juan Schiaretti.

La bendición hacia De Loredo no habría sido sólo pública. Macri habría dado la orden para que el PRO de Córdoba se exprese a favor del reglamento que establece, entre otros puntos, una interna abierta no obligatoria para definir el nombre del candidato a gobernador, medida a la que Juez se opone. La Coalición Cívica haría lo mismo, en sintonía con una reunión que el referente de Evolución tuvo con Elisa Carrió en los últimos días.

Hasta el momento, el único partido de la coalición opositora local que se había expresado en favor del reglamento fue el radicalismo. En la noche del jueves, el PRO emitió un comunicado en el que apoya la firma del documento para formalizar la alianza que, además, “permita definir aquellas candidaturas que no se pueden resolver por acuerdo”.

En Evolución creen que Macri apoyó la medida porque tomó un “rol necesario para que Juntos por el Cambio tenga reglas e institucionalidad para que se sostenga en el tiempo”. “Esa mirada que él tiene es muy necesaria en Córdoba porque no tenemos PASO. Macri va a tratar que Juntos por el Cambio no pierda su esencia de cambio, con caras nuevas”, expresaron.

En el entorno del senador cordobés, según relataron a este medio, creen que la realización de una interna sería “suicida”, ya que le habilitaría al peronismo local “introducir un fuerte aparato para inclinar la balanza”. “Van a elegir ellos con qué rival quieren pelear, ellos manejan la Justicia Electoral provincial”, protestan.

“Si no nos podemos poner de acuerdo los dirigentes en una mesa un programa de gobierno y con qué dirigentes vamos a llevar este proceso casi que no nos merecemos ganar Córdoba”, aseguran cerca de Juez.

El presidente del PRO Córdoba, Javier Pretto, intentó bajarle el tono a la polémica y aclaró que las internas se realizarán en caso de que haya paridad entre los candidatos. “La idea es que haya un consenso previo, solo se justifica una interna si dos personas que se posicionan tienen paridad en las encuestas”, agregó.

El líder del Frente Cívico no se achica y le insiste a su equipo que no le tiene miedo a una interna, por el contrario, recuerda los 26 puntos de diferencia que obtuvo de ventaja en la PASO de las últimas elecciones del 2021. “Yo le gano a cualquiera una interna, el año pasado le gané a todos los aparatos: al aparato del radicalismo, al aparato del PRO, a Mauricio Macri y a todos los dirigentes nacionales”, suele repetir a los suyos.

“Si él tiene una gran diferencia en las encuestas, nadie va a plantear una interna porque sí”, replican los radicales cordobeses. De hecho, observan que Juez mantiene una postura un tanto caprichosa: “Busca que no haya reglamento y que todo este a merced de ‘soy candidato o me llevo el futbol’”.

Con el apoyo del PRO, y posiblemente de la Coalición Cívica, analizan que el senador empezó a estar “acorralado”. En los próximos días se firmará la alianza y el reglamento: “Si Luis quiere venir, que venga”, rezongan.

Pese a que en Marcos Juárez las encuestas fallaron, donde hubo una diferencia cercana a los 20 puntos en favor de la candidata macrista, los armadores de Juez insisten que sólo “la realidad” lo haría deponer su candidatura. Consultados por el apoyo de Macri hacia De Loredo responden: “Los temas de Córdoba los vamos a resolver en Córdoba”. Y también aprovechan para enviar un mensaje a los radicales: “Juez no anda buscando dirigentes que lo promuevan”.

Con información de Infobae, sobre una nota de Diamela Rodriguez

Te puede interesar