Últimas noticias

Llaryoristas ponen foco en las facultades delegadas

POLÍTICA - CÓRDOBA Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
multimedia.normal.923cd491ba8ba2fc.QkxPUVVFLSgyKV9ub3JtYWwud2VicA%3D%3D

Molestos pero sin darse por vencidos en su decisión de dar gobernabilidad a Javier Milei, el presidente al que votó la mayoría de los cordobeses, los diputados que responden al gobernador Martín Llaryora aseguran que la ley Bases tiene que tener media sanción esta semana, pero dudan sobre el alcance de las facultades extraordinarias que se le pueden delegar a un jefe de Estado como el líder libertario.
“Vamos a poner especial foco en las delegaciones, en qué tipo de condicionamientos tienen que tener estas facultades especiales. Si el presidente no le lleva el apunte a dieciséis gobernadores (por los que se reunieron anteayer en el CFI de Buenos Aires), es porque está dispuesto a muchas cosas”, adelantó ayer un cordobesista que está metido en el corazón de la rosca de Hacemos Coalición Federal y que incluso mencionó el antecedente de los 90 con "las privatizaciones y el ajuste". La fuente hizo referencia a la fallida reunión que mantuvieron los gobernadores del ex Juntos por el Cambio, más Llaryora, el lunes por la tarde en el Consejo Federal de Inversiones, donde también hubo representación de diputados nacionales, y contó con la breve presencia del  ministro de Interior, Guillermo Francos. En ese cónclave, supuestamente había quedado destrabado el pedido de los mandatarios -especialmente de Llaryora, que viajó a CABA para eso- a que la Nación coparticipe a las provincias el impuesto País. Sin embargo, cuando se encaminaba el aval de Francos, la oficina de prensa de Casa Rosada pateó el tablero y dijo que la discusión del gravamen a la compra de dólares quedaba para más adelante.
Al cierre de esta nota, el bloque que comanda José Luis Pichetto estaba reunido. En la heterogénea bancada no hay una posición única sobre la votación de la ley “ómnibus” y de hecho algunos miembros, como Nicolás Massot, consideran posible que se caiga la sesión prevista para hoy a las 10 am.
Las facultades extraordinarias son, caído el capítulo fiscal por decisión de Milei informada por el ministro Luis Caputo, una de las partes más sustanciales de la ley ómnibus, al punto que tanto desde la oposición dura de Unión por la Patria como de sectores dialoguistas se afirma que sólo con ellas el presidente podría sumar todo el poder que le fue menguando a medida que se recortaba la ley Bases.
Según el dictamen de comisión aprobado la semana pasada, la ley Bases mantiene las emergencias públicas en materia económica, financiera, fiscal, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa hasta el 31 de diciembre de 2024. El plazo podrá ser prorrogado por el Congreso por el plazo máximo de un año más.
Hasta ahora, el discurso de Llaryora y de su entorno parlamentario era que todos los presidentes tuvieron sus facultades delegadas, y que ese beneficio agiliza los trámites en momentos de crisis. Luego de la reunión del “ninguneo a Francos”, como dicen los cordobesistas, la mirada habría cambiado. Sin dar precisiones sobre qué emergencias y qué delegaciones podrían ser objetadas, el llaryorismo/schiarettismo habla de que las mismas tienen que ser otorgadas bajo lupa, es decir, con determinadas características. Ayer, tal como había anunciado hace tiempo el gobernador cordobés, el bloque Hacemos Coalición Federal emitió un comunicado informando que dará quórum para la sesión de hoy en la Cámara de Diputados, lo mismo a lo que se comprometió el bloque de la UCR, y acompañará el texto en general de la ley Bases. “Pero plantearemos las disidencias en varios artículos”, aclaró la bancada y recordó que, como algunos integrantes presentaron dictámenes propios, como por ejemplo la Coalición Cívica, “a la hora de discutir los artículos en particular plantearemos en muchos de ellos nuestras propias visiones, disidencias, o modificaciones a los mismos”.
El endurecimiento es hijo del enojo tras la frustrada reunión del CFI, de la cual Llaryora y los gobernadores se volvieron sin un horizonte claro sobre la futura coparticipación. “Hay mucho enojo por la situación de Francos y el mensaje de (Manuel) Adorni”, admitió otra fuente de HCF en el Congreso. El ministro del Interior es uno de los principales interlocutores del jefe del Panal y su ninguneo público es también una piedra en el patio del sanfrancisqueño, que antes de volver a Córdoba se reunió con la Mesa de Enlace a nivel nacional, sector para el que sí logró ganar la pelea.

Con informacion de Diario Alfil, sobre una nota de Bettina Marengo.

Te puede interesar
Lo más visto