Últimas noticias

Córdoba: intendentes del norte provincial hacen una vaquita para gestionar en crisis

POLÍTICA - CÓRDOBA Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
cecilia-garay-y-llaryora-villa-del-totoraljpg

Para un radical, nada mejor que otro radical. La histórica frase de Juan Domingo Perón parece haber sido adoptada por intendentes e intendentas radicales del departamento Totoral, en el norte de Córdoba, que unieron fuerzas y aportes para darle una mano a la Municipalidad de Villa del Totoral, que atraviesa una transición más que complicada en lo económico y operativo, tras la asunción de Cecilia Garay (JxC), luego de varias gestiones peronistas. El gobernador Martín Llaryora también adelantó coparticipación por $45 millones que la intendenta devolverá en cuotas, pero parece que no fue suficiente.

El apoyo logístico se dio a través del aporte de herramientas y personal para encarar una campaña general de desmalezado, luego de que Garay denunciara públicamente que no le habían dejado “ni una sola motoguadaña” en condiciones.

Los municipios aportantes fueron Sarmiento, Sinsacate, Cañada de Luque, Capilla de Sitón y Las Peñas. Entre ellos y la propia Totoral concentran más del 80% de la población del departamento, con gestiones en su mayoría en manos de referencias de la UCR.


La única excepción en este caso es Las Peñas, gobernada por César Tiraboschi, de gen peronista, pero que ganó el municipio con una estructura vecinal, desbancando justamente a un rival del PJ.

La movida colaborativa con Villa del Totoral tiene al menos dos singularidades. Por un lado, se trata del municipio cabecera del departamento y el único casi con rango de ciudad (el último censo marca que tiene algo más de 10 mil habitantes), al que insólitamente tuvieron que ayudar los demás municipios, de escala económica y operativa muchísimo menor.
Además, no se trata ya de una asociación para resolver asuntos estructurales -por ejemplo, financiamiento, tratamiento de residuos, cuestiones tributarias- sino unos de los servicios más básicos y elementales de una gestión municipal: mantener las malezas a raya en verano.

En paralelo, va la foto política que muestra a la mayoría de los intendentes radicales de la región jugando en sintonía y en gesto colaborativo entre ellos.

La apuesta
El resultado de la jugada es doble: Villa del Totoral, como municipio cabecera soluciona uno de sus problemas de gestión de coyuntura, y la UCR se muestra ante los ojos de todos como la actual dueña política del departamento.

Vale recordar que las distintas instancias electorales de 2023 marcaron una fuerte reversión, en la que la UCR se impuso a Hacemos por Córdoba en casi todos los municipios más importantes de Totoral.

La asunción de Garay en Totoral marcó el fin de la larga hegemonía de los peronistas Ernesto Bernabey, José De Lucca y Alberto Alaluf, y a nivel departamental, el radical Víctor Molina (fue intendente de Cañada de Luque durante cuatro períodos) ganó la banca de legislador provincial que antes ocupaba Raúl Latimoni, de Hacemos por Córdoba.

En Sinsacate gobierna Carlos Ciprián; en Sarmiento, Guillermo Moyano; en Cañada de Luque, Rubén Velázquez; y en Capilla de Sitón, Mario Centurión. Todos radicales.

El eje político del Departamento se juega a dos puntas, con los caciques territoriales: Carlos Ciprián desde Sinsacate y Víctor Molina desde Cañada de Luque.

Ambos fueron intendentes de sus localidades en varias ocasiones y también legisladores provinciales. Ahora fueron en socorro de Villa del Totoral, dejando en claro que el dominio político de ese sector del norte cordobés tiene los colores rojo y blanco de la UCR.

Números en rojo, juicios y despliegue mediático
Cecilia Garay llegó a la intendencia de Villa del Totoral después de un fallido intento y viene a cortar una seguidilla de gestiones peronistas. Es docente jubilada y dice que le dejaron un municipio devastado, con una deuda de más de $225 millones a afrontar en corto plazo, empleados tercerizados que estaban sin cobrar y la administración al borde de sufrir el corte de los servicios de energía y teléfono.

A poco de asumir declaró la nulidad, mediante decreto, del nombramiento en planta permanente de 39 agentes municipales por parte de la gestión anterior. Esa disputa se encamina hacia un pleito judicial de largo alcance.

Garay se muestra decidida a mostrar en toda su magnitud la herencia recibida, a través de un alto protagonismo personal en sus redes sociales: todos los viernes, mirando a cámara, brinda un informe semanal de gestión, detallando cada una de las “sorpresas” que encuentra en la administración. 
 
Redondea sus primeros 50 días de gestión piloteando una transición complicada, pero con el alineamiento y apoyo político de los caciques territoriales del departamento Totoral.

Ese “espalda con espalda” entre radicales también se refleja en el armado de su equipo de colaboradores: su secretario de Gobierno es Simón Zoldano, quien en diciembre pasado terminó su mandato como concejal en la vecina ciudad de Jesús María, entonces gobernada por el radical Luis Picat, y ahora por Federico Zárate.

Con informacion de Lerea P.

Te puede interesar
Lo más visto