Perotti lleva 34 meses de gestión y todavía no le encuentra la vuelta

perottijpg

El gobernador Omar Perotti arrastra 34 meses de gestión y todavía no le encuentra la vuelta a lo que interpreta como uno de los dos costados débiles de su paso por la conducción de la Casa Gris. En la cima, y por varios cuerpos de ventaja, la situación de violencia, inseguridad y narcotráfico que aqueja – sobre todo – a Rosario interpreta al mandatario de manera permanente. Pero, por el otro, a rafaelino lo obsesiona la comunicación de su gobierno y, por ese motivo, sorprendió este viernes con una imprevista reunión de gabinete. La bajada de línea no es novedosa y trae nuevamente a escena el pedido del mandatario a su equipo. Salir a hablar, defender la gestión y ponerse la camiseta.

Resulta paradójico que Perotti tenga que pedirle a su tropa que banque, que ponga el pecho. Mucho más aún a casi tres años de haber asumido. Denota una grave falencia de la gestión. Entresemana, Perotti tuvo un off the record con un grupo de periodistas movileros de Rosario. De dicho cónclave informal se llevó tarea y el reclamo de falta de interlocutores e interlocutoras válidas del gobierno para con los medios.

 

No es la primera que Perotti y la Casa Gris recibe ese planteo. Es casi unánime el planteo en el periodismo – especialmente rosarino – de que la gestión santafesina no tiene vocerías. Se salvan un par de áreas, Salud, Ambiente y Gestión Pública. Se insiste, la demanda es más efusiva en la ciudad más poblada de la provincia.

 

En una actualidad como la que atraviesa, con el escándalo en torno a la figura del exministro de Seguridad Marcelo Sain y el conflicto docente que lo llevó a descontar días de paro a docentes públicos, Perotti no tiene margen para esconderse. La gestión no tiene margen para esconderlo. Mientras más se retrotrae la Casa Gris, más pasos avanza la oposición. Es de manual.

 “Es cierto que comunicamos mal", admitía Perotti ante un auditorio peronista a mediados de junio. Unos días después, a principios de julio, convocaba otra reunión de gabinete sorpresa para hablar de la comunicación. Lo contó Letra P en exclusiva. “Las puertas de este gobierno están abiertas para entrar y para salir”, le espetó a su elenco ministerial en ese momento.

Hoy, a tres meses de ese momento, la situación se repite. Y Perotti, con similitudes y diferencias, le dedicó dos reuniones de gabinete al mismo tema en el segundo semestre. En este caso, la de este viernes tuvo la particularidad que cada ministro o ministra fue secundada de un secretario/a de su área. Por ejemplo, Celia Arena fue apoyada con el secretario de Gobierno Oscar Urruty, mientras que al titular de Gestión Pública Marcos Corach lo acompañó el secretario de Integración y Fortalecimiento Institucional José Freyre.

 

La orden de Perotti encuentra asidero en su equipo de gestión, pero no así fuera de él. Más allá de la Casa Gris el gobernador tiene aliados y aliadas de sobra dispuestas a empuñar armas por su causa. En algún momento, procuró hacerlo el jefe de bloque del PJ en Diputados Leandro Busatto, pero se terminó cansando ante la falta de reciprocidad. El diputado Marcos Cleri se ofreció como ministro de Seguridad para reemplazar a Sain en su momento, pero no mucho más. El resto de las tribus del PJ santafesino hace su propio juego, prioriza sus intereses por sobre el conjunto.

 

Ahora, desde este lunes, funcionarios y funcionarias de primera y segunda línea tienen la orden del gobernador de atender al periodismo. De operar por y para la gestión. “Nadie sabe más de la gestión que ustedes”, les remarcó Perotti ¿será la vencida?

 Fuente; Letra P, sobre una nota de Pablo FORNERO

Te puede interesar