Últimas noticias

De Loredo busca a Baldassi para la fórmula y el PRO pide ayuda a Macri

POLÍTICA - CÓRDOBA Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias

“¿Y por qué no?”. Esta es la respuesta cortita y al pie que el diputado Héctor Baldassi les da a quienes le preguntan si le gustaría ser el compañero de fórmula de Rodrigo de Loredo, el candidato a intendente de Córdoba por Juntos por el Cambio (JxC).

Voluntad no le falta a la taquillera figura que incorporó al PRO el entonces jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri, en abierta construcción de su sueño presidencial. Reconocimiento público le sobra, por su pasado como exárbitro internacional de fútbol. Para quienes le imputaban inexperiencia política, ya cuenta con más de una década en la faena legislativa. Atravesó las mieles y las hieles del salto del mundo deportivo al de la política. También fue sondeado por los reclutadores del exponente peronista, Martín Llaryora.


El armador del candidato radical, Marcos Ferrer, es el sindicado por el aliancismo como el principal difusor del presunto deseo de De Loredo. Los entretelones de la incorporación de este tercero en discordia en el universo PRO involucran a protagonistas de distintos perfiles y, es probable, que la decisión se termine de cocinar en Buenos Aires.


Por la afinidad del aspirante municipal con Macri, todo parecía indicar que la diputada Soher El Sukaria picaba en punta para escoltar al experto en mantener la centralidad política, pese a que es el turno de Luis Juez de protagonizar la campaña por la gobernación.

Hoy todo el mundo habla de la campaña municipal porque el propio De Loredo genera hechos de comunicación política continuada. El fin de semana, cerró filas con el núcleo interno de la UCR que se referencia en el exgobernador Eduardo Angeloz y tiene como capitán a Javier Fabre, dirigente que pidió la intervención judicial para garantizar internas democráticas para la selección de candidaturas. Se trata de un avance clave para el candidato, porque desactiva cualquier intención de judicializar la disputa en la Capital.


Este lunes a mediodía, otro aspirante boina blanca, Juan Negri, comunicó (como la moda deloredista lo impone) su decisión a las 13.45 horas por redes sociales. Visiblemente sensibilizado, dio a entender que “pase lo que pase” acompañará la carrera municipal de De Loredo. Un reconocimiento velado de que el PRO ocupará el segundo renglón de la boleta que buscará arrebatarle la continuidad a Daniel Passerini, de Hacemos Unidos por Córdoba, el 23 de julio.

De Loredo cerró la interna capitalina de su partido sin sobresaltos. Hasta los hermanos Ramón y Diego Mestre prometieron apoyo, pese a sus enojos y denuncias de proscripción de las listas legislativas provinciales. Se pudo saber que la idea es comunicar la fórmula municipal la semana que viene y evitar cualquier papelón en torno al cierre de las listas, como ocurrió en el plano provincial.

En paralelo, el también diputado trabaja con inteligencia la interna amarilla que está en pleno proceso de erupción. Baldassi está otra vez en la pelotera de nombres que suman "ese no qué" tan codiciado.

Identidad amarilla
El Sukaria cuenta con el beneplácito directo de Macri, patrocinador VIP de De Loredo. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mira con un dron el desenlace, apostando por el fortalecimiento amarillo, pero sin bendiciones directas. La otra presidenciable, Patricia Bullrich, reubicó en la pelea capitalina a su principal armadora cordobesa, Laura Rodríguez Machado, lanzada a la carrera, también, vía redes sociales.

Baldassi es el actor impensado de este triángulo que compone el propio deloredismo. No lo dirán abiertamente, pero el hecho de que hayan contemplado la opción de una figura de alto reconocimiento público invita a pensar en acciones preventivas. Una, la necesidad de tener un vice con ambiciones moderadas. Otra, la urgencia de captar la atención con rostros conocidos en caso de que el peronismo retenga la provincia e inocule el veneno de la ola triunfal para pulverizar la expectativa de JxC como opción de gobierno.

¿Es Baldassi un problema para el PRO? Siempre lo fue. El exárbitro fue bien recibido en la etapa en la que el partido usaba pañales y necesitaba de figuras de alto impacto para posicionarse en el esquema de fuerzas de la bipartidista Córdoba. Luego, quien fue su fundador y hoy escolta escolta de Passerini, Javier Pretto, lo quiso confinar al rol de cazador de votos y le impidió el crecimiento orgánico. Macri dirimió esa interna licenciando al titular partidario y calmando al intrépido famoso.

Hoy en las filas del larretismo, producto de la fascinación de su mentor con el diputado Gustavo Santos, Baldassi espera que De Loredo mueva sus cartas, según deslizan en su entorno. Habría una promesa de De Loredo de gestionar en persona con Macri esa fórmula, en detrimento de su protegida El Sukaria. El entorno del jefe de la bancada de Evolución Radical desmiente cualquier intento (evidente) de meterse en interna ajena.

Lo cierto es que en el PRO esa inacción los favorece. Baldassi no es reconocido como parte de la orgánica del PRO y la preferencia se divide entre las diputadas amarillas anotadas. “Si De Loredo quiere a Baldassi, que hablé él con Macri, nosotros necesitamos que el asunto de la viceintendencia no toque cayos en Buenos Aires porque queremos que todo el PRO nacional nos apoye en la carrera municipal”, confiesa una encumbrada fuente amarilla que no desconoce que Macri no olvida el cruce de Baldassi a la lista retadora con Juez y de Loredo a la cabeza, en las PASO legislativas de 2021.

Con informacion de Letra P, sobre una nota de Passero Yanina.

Te puede interesar
Lo más visto