Que Perotti ponga la fecha que quiera para las elecciones, igual pierde, dicen en la oposición de Santa Fe

1655155672517

El arco opositor de esta provincia reaccionó sin dramatismo excesivo a la idea de Omar Perotti de atrasar el calendario electoral y pegarlo a las elecciones nacionales en 2023. Palabras más, palabras menos, figuras del amplio océano antiperonista coincidieron, al ser consultadas, en que un posible cambio de fecha no evitará la derrota del gobernador santafesino en las urnas.

Lejos de las estridencias, que son marca habitual en tiempos de grieta, la oposición admite que la posibilidad de cambiar el cronograma electoral está dentro de lo que permite la Constitución. No obstante, considera que el gobernador debería convocar al arco político a la Casa Gris para realizar una "reunión informativa". Además, las figuras opositoras coinciden en que, por más que el rafaelino busque ganar tiempo, no le alcanzará para evitar una derrota electoral.

 

Las tribus también consideran que si Perotti retrasa el calendario electoral, será inevitable que la campaña se nacionalice. Y ahí aparecen los matices entre quienes no ven con malos ojos ese escenario y quienes prefieren que la discusión se mantenga dentro de los límites de la provincia con silueta de bota.

Al socialismo, particularmente, la idea de una elección provincial pegada a la nacional no lo seduce. Sabe que una campaña que mixture lo local con la pelea grande por la presidencia es un elemento que tensiona por demás el armado de una coalición amplia del arco no peronista. Una cosa es coincidir para ganarle a Perotti y otra, muy distinta, recorrer Santa Fe con figuras como Mauricio Macri o Patricia Bullrich. Los límites no son sólo geográficos.

 

Dirigentes socialistas, que dialogaron con este medio, creen que "no es momento" de pensar en alianza electorales cuando todavía falta un año para los comicios. "Hay tiempo", repiten como mantra. Aunque en las últimas semanas el partido de la rosa se mostró activo y con gestos de amplitud, aclara que los encuentros opositores son "por temas puntuales" y no significan la antesala de un armado.

 

En los campamentos del PRO y la UCR, en cambio, coinciden en avanzar en el armado del frente de frentes y descartan que los planes de Perotti puedan afectar esa empresa. En CREO, la fuerza del intendente de Rosario, Pablo Javkin, hacen una lectura similar. Mientras el radicaslimo confía en acelerar los tiempos para la alquimia opositora, en el macrismo creen que una elección nacionalizada obligará a los partidos o armados políticos "a buscar una coherencia en lo que apoyen en lo provincial y nacional". El mensaje tiene más de un destinatario y es una de las principales razones que el partido amarillo, o parte de él, pone arriba de la mesa para ponerle el gancho a la coalición opositora.

Perotti analiza retrasar la celebración de los comicios generales en Santa Fe y llevarlos al anteúltimo o último domingo posible (3 o 10 de septiembre, respectivamente) para que quede lo más cerca posible de la contienda nacional, que sería el 29 de octubre de 2023.

Con información de Letra P, sobre una nota de Bruno CORREA

Te puede interesar