Perotti echa mano a la deuda histórica y se relanza con obra pública

1665601998994

El gobernador Omar Perotti empezó a echar mano a los fondos coparticipables derivados de la deuda que la Nación acordó con Santa Fe. El mandatario anunció este miércoles el desarrollo de un nuevo corredor vial en el sur de la provincia, que demandará una inversión de casi 40 mil millones de pesos.

La cancelación de dicha deuda, histórica para Santa Fe, fue uno de los primeros puntos que Perotti le pidió al presidente Alberto Fernández en el contrato electoral que establecieron en su momento. Con la coalición de gobierno desdibujada, el santafesino no mermó en su planteo.

A fines de junio, Perotti y Fernández rubricaron en la Casa Rosada el convenio final por 151.800 millones de pesos, cancelables en bonos actualizables con la metodología CER, un coeficiente estabilizador de referencia que es calculado todos los días por el Banco Central y que mide la inflación a partir del Índice de Precios al Consumidor.

 

En este caso en particular, los fondos para las obras provienen de dos lados. Por un lado, de la cartera de Infraestructura y, por el otro, de los bonos propios que el gobierno provincial acordó recibir de la Nación.

Para Santa Fe es sumamente importante. Antes y después de poner el gancho, oficialismo y oposición se trenzaron en un debato mayúsculo por el destino de los fondos. Perotti no aclaró este martes de dónde proviene el dinero para las obras, pero dos funcionarios confirmaron  que se apalancan sobre parte de la deuda.

 

El nuevo corredor vial para la producción, servicios y turismo desde Rosario hacia el sur de la provincia involucra la transformación de la ruta provincial 21 en autovía con avenidas urbanas, la conversión de la ruta provincial 90 en ruta segura y un nuevo acceso de tránsito pesado a puertos de Timbúes.

Perotti hizo el anuncio rodeado de la ministra de Infraestructura Silvina Frana, el ministro de Producción Daniel Costamagna, gabinete de segunda línea, el senador Marcelo Lewandowski más intendentes y presidentes comunales. Con un auditorio de mayoría peronista, sobresalió la presencia del intendente socialista de Villa Gobernador Gálvez, Alberto Ricci.

 

Producción, obra pública, trabajo: las obras anunciadas cumplen con la máxima perottista. De este modo, el gobernador se alista para llegar a 2023 con un listado de proyectos para anunciar, de modo parcial o total, en el año electoral.

 

Primaria o secundaria, una de las razones por las cuales Perotti estudia atrasar el calendario electoral es la posibilidad de inaugurar o presentar mayor cantidad de obras más cerca de las elecciones.

 

En el peronismo, el perottismo en particular, hay expectativa y confianza en este rasgo, sumado a una eventual mejora en la economía, aunque ya eso dependa del Gobierno y no la propia gestión.

 

Perotti, a la vez, puede ganar tiempo para instalar a una de sus cartas de sucesión. En esa carrera, corre el diputado Roberto Mirabella como espada principal.

 Fuente: Letra P, Nota de Pablo FORNERO

Te puede interesar