Últimas noticias

Patricia Bullrich: "Los cordobeses no han votado a Schiaretti en las elecciones nacionales, han acompañado a JxC"

POLÍTICA - CÓRDOBA Agencia de Noticias del Interior Agencia de Noticias del Interior
X5RUVLATJVBRLCZHKUIYGDT7QE

Patricia Bullrich pasó por Córdoba con señales y guiños políticos repartidos entre Luis Juez y Rodrigo De Loredo. La precandidata presidencial de Juntos por el Cambio evitó inclinarse hacia uno u otro, más bien fue equidistante. Para la presidente del PRO, “lo mejor” sería que ambos lideren las dos voletas más importantes de Juntos por el Cambio en Córdoba: la de la provincia y la de la Capital. Sin embargo, Bullrich evitó ponerle apellidos a esas candidaturas.

–Juez y De Loredo ganaron en 2021. Usted apoyó esa lista. Macri apoyó la de Negri y la de Santos, y Larreta recién se decidió cuando ganaron Juez y De Loredo. ¿Siente que Juez y De Loredo le corresponden hoy aquel apoyo suyo? Porque Juez se muestra cercano a Larreta y De Loredo a Macri.

 
–Yo no doy para que me devuelvan. No veo el intercambio o el canje. No veo que esa sea la manera de pensar la política. Cada vez que he venido a Córdoba, tanto De Loredo como Juez están conmigo, caminan la provincia conmigo y no creo que estén tan definidos a nivel nacional. Ellos van a necesitar el apoyo de todos. Todos vamos a tener que venir a ayudar para ganar Córdoba. Y ahí creo que se van a ver los pingos. No los veo alineados con nadie, los veo alineados con Córdoba.

–Ambos demostraron siendo primeras cabezas de diputados y senadores que se recorrieron toda Córdoba, que la gente los acompañó, que hicieron una excelente elección. Ambos están muy bien. Hay que entender que para ganar Córdoba también es importante ganar la gobernación y la ciudad. Ambos pueden tener roles protagónicos. Veremos cómo se acomoda esto.

–¿Usted propicia un acuerdo para que uno sea candidato a gobernador y el otro a la Capital?

 
–Sería bueno que haya un acuerdo en ese sentido, que uno sea gobernador y el otro intendente. Hay otros muy buenos dirigentes en Córdoba que pueden apoyar. Si nosotros pudiéramos tener en Córdoba una lista potente con los actores más importantes dentro de esa lista sería bárbaro. De lo contrario, tendrán que ir a internas.

–Juez ha dicho que no dará esa interna.

 
–Pero es la regla.

–¿Se va a respetar el documento de la Mesa Nacional sobre internas en los distritos en donde no haya acuerdo?

–Sí, por supuesto. Si no se ponen de acuerdo a través de las encuestas van a tener que ir a una interna abierta.

–En 2019, Macri priorizó lo nacional y su relación con Schiaretti. ¿Usted está comprometida con ganar Córdoba o primero está lo nacional y luego lo provincial?

–Yo tengo la total y absoluta convicción. Creo que cuando uno mira cómo votaron los diputados de Hacemos por Córdoba en esta última etapa han sido muy cercanos al kirchnerismo. En otro momento fue distinto, estaban más cerca del campo, tenían una acción más cercana a una posición más republicana, después fueron cambiando. Además, cuando un gobierno está muchos años en el poder termina deformando las instituciones, se enamoran del poder, generando más de lo mismo. A Córdoba le viene muy bien un recambio. Juntos por el Cambio es ese recambio.

Patricia Bullrich pasó por Córdoba con señales y guiños políticos repartidos entre Luis Juez y Rodrigo De Loredo. La precandidata presidencial de Juntos por el Cambio evitó inclinarse hacia uno u otro, más bien fue equidistante. Para la presidente del PRO, “lo mejor” sería que ambos lideren las dos voletas más importantes de Juntos por el Cambio en Córdoba: la de la provincia y la de la Capital. Sin embargo, Bullrich evitó ponerle apellidos a esas candidaturas.

–Juez y De Loredo ganaron en 2021. Usted apoyó esa lista. Macri apoyó la de Negri y la de Santos, y Larreta recién se decidió cuando ganaron Juez y De Loredo. ¿Siente que Juez y De Loredo le corresponden hoy aquel apoyo suyo? Porque Juez se muestra cercano a Larreta y De Loredo a Macri.

 
–Yo no doy para que me devuelvan. No veo el intercambio o el canje. No veo que esa sea la manera de pensar la política. Cada vez que he venido a Córdoba, tanto De Loredo como Juez están conmigo, caminan la provincia conmigo y no creo que estén tan definidos a nivel nacional. Ellos van a necesitar el apoyo de todos. Todos vamos a tener que venir a ayudar para ganar Córdoba. Y ahí creo que se van a ver los pingos. No los veo alineados con nadie, los veo alineados con Córdoba.

 
Aníbal Fernández y Patricia Bullrich se cruzaron por la detención de Jones Huala, y se demora su extradición a Chile
 
–¿Tiene alguna preferencia por uno u otro?

ANUNCIO
 
 
 
 
 
 
 
 
Ver Más
 
Empezar una conversación
 
Dejanos tu opinión.Tu comentario nos interesa.
Sé el primero en comentar 
 
–Ambos demostraron siendo primeras cabezas de diputados y senadores que se recorrieron toda Córdoba, que la gente los acompañó, que hicieron una excelente elección. Ambos están muy bien. Hay que entender que para ganar Córdoba también es importante ganar la gobernación y la ciudad. Ambos pueden tener roles protagónicos. Veremos cómo se acomoda esto.

 Bullrich, Juez, De Loredo y Negir, en una reunión en Villa Carlos Paz.
–¿Usted propicia un acuerdo para que uno sea candidato a gobernador y el otro a la Capital?

 
–Sería bueno que haya un acuerdo en ese sentido, que uno sea gobernador y el otro intendente. Hay otros muy buenos dirigentes en Córdoba que pueden apoyar. Si nosotros pudiéramos tener en Córdoba una lista potente con los actores más importantes dentro de esa lista sería bárbaro. De lo contrario, tendrán que ir a internas.

 
–Juez ha dicho que no dará esa interna.

 
–Pero es la regla.

–¿Se va a respetar el documento de la Mesa Nacional sobre internas en los distritos en donde no haya acuerdo?

–Sí, por supuesto. Si no se ponen de acuerdo a través de las encuestas van a tener que ir a una interna abierta.

 Patricia Bullrich en La Voz (Nicolás Bravo / La Voz)
–En 2019, Macri priorizó lo nacional y su relación con Schiaretti. ¿Usted está comprometida con ganar Córdoba o primero está lo nacional y luego lo provincial?

–Yo tengo la total y absoluta convicción. Creo que cuando uno mira cómo votaron los diputados de Hacemos por Córdoba en esta última etapa han sido muy cercanos al kirchnerismo. En otro momento fue distinto, estaban más cerca del campo, tenían una acción más cercana a una posición más republicana, después fueron cambiando. Además, cuando un gobierno está muchos años en el poder termina deformando las instituciones, se enamoran del poder, generando más de lo mismo. A Córdoba le viene muy bien un recambio. Juntos por el Cambio es ese recambio.

 
En Córdoba, Bullrich puso en igualdad de condiciones a Juez y a De Loredo
 
–Schireatti tomó la decisión de construir un espacio “antigrieta” y dice que será precandidato, con lo cual será adversario suyo en las Paso, aunque por otro espacio. ¿Que Schiaretti sea candidato altera los planes de Juntos en Córdoba?

–No. Es muy distinto cuando la sociedad elige un gobernador a cuando piensa en el país. Cuando es nacional elige proyectos más integrales, que le den un sustento mayor en todo el país, con equipos para gobernar el conjunto del país. Los cordobeses no necesariamente han votado a Schiaretti en las elecciones nacionales, más bien han acompañado a Juntos por el Cambio. Seguro que nos van a seguir acompañando.

EL ESCENARIO ELECTORAL 2023
–Además de usted, ¿cuántos precandidatos cree que van a competir en las Paso presidenciales de Juntos por el Cambio? ¿Habrá fórmulas cruzadas con los radicales?

–Todavía estamos calentando motores. Esta es la tercera vuelta que doy al país, pero aún faltan definiciones. La Unión Cívica Radical no definió si irá con un candidato, si irá toda junta o con fórmulas con otros partidos como el PRO. Horacio dice que no se lanzó, pero yo mucho no le creo porque lo veo relanzado. Me parece que está bueno decir que está lanzado. Yo imagino tres candidatos.

–¿Lo cuenta a Macri entre esos tres?

–No, a uno de la Unión Cívica Radical. Macri hasta ahora dijo ‘no me suban si yo no me subo’, entonces yo no lo subo si él no se sube.

–Y en esta última reunión que tuvo con él en el sur, ¿le dio alguna señal de que quiere ser candidato?

–La señal que brinda es que quiere transmitir su experiencia, que quiere ayudar. Macri quiere sentirse parte, si no decide otra cosa, por supuesto. Y para nosotros es muy importante su experiencia. En la Argentina, el peronismo impuso la cultura del que sube le tiene que romper la cabeza al que se fue y entonces siempre tenemos esta idea de que hay que matar al anterior. Nosotros tenemos que tener otra cultura, que es la de la colaboración y de la experiencia. Teniendo en claro que el que gobierna gobierna y el que no gobierna tiene que cumplir un rol distinto porque de lo contrario se confunden los roles como sucedió con el caso de Cristina Kirchner con Alberto Fernández.

–¿Con ese rol, Macri no corre el riesgo de ser la Cristina de Bullrich o de Larreta?

–Si él decidiera eso, en mi caso no porque tengo mi personalidad. Y Macri, por su personalidad, nunca haría lo mismo que los peronistas.

–Tras su reunión con Macri de hace unos días, circuló la versión de algún tipo de acuerdo suyo con el expresidente para licuar las chances de Larreta. ¿Existe esa posibilidad? ¿Macri será neutral?

–Hay que salir de la mirada chica y entrar en la mirada grande. Yo tengo que hablarle a millones de argentinos, a todos los cordobeses para que voten un proyecto de transformación, de cambio, valiente y con decisión, y no que miren a quién miró Mauricio. Porque de lo contrario parecemos la revista Hola.

–Una parte del electorado parece inclinarse a favor de discursos más duros, como el de Milei o como el suyo dentro de Juntos por el Cambio. ¿A qué atribuye esa preferencia que insinúan las encuestas?

–Si nosotros no hacemos los cambios por miedo a lo que el kirchnerismo haga igual lo van a hacer. Si nosotros no lo hacemos porque nos van a tirar piedras o nos van a bloquear, igual nos van a bloquear. Más vale utilicemos los cuatro años de gobierno para hacer los cambios que hay que hacer. Pablo Moyano nos amenaza. A este gobierno, el peor gobierno de la historia, no le hicieron un paro. Entonces, más vale hacer las cosas que hay que hacer.

–Eso de “hacer los cambios que hay que hacer” se parece mucho a un ajuste. ¿No ahuyenta votos ese planteo? ¿La gente votará más sacrificio?

–Es al revés. No es más sacrificio y más ajuste. Cuando vos subsidias a una minoría, le sacás la plata a la mayoría. Esa mayoría que podría invertir más o generar puestos de trabajo no lo puede hacer porque tiene que subsidiar cada vez con más dinero a un Estado cada vez más burocrático. Si a la sociedad le bajás impuestos y la dejás invertir, la sociedad está más liberada. El discurso del ajuste es una mentira que el kirchnerismo le dio muy fuerte. La renta que tuvo el país en los años de oro de la soja, el kirchnerismo lo puso en Estado. En 2002, el Estado era el 23 por ciento del PBI; cuando se fueron en 2015 fue del 44 por ciento. Duplicaron el Estado.

–Milei fue duro con Juntos por el Cambio. Los trató de miserables que se pelean por un cargo, bajando la persiana a un acuerdo.

–Es un tema cerrado lo de Milei. Para qué le vas a insistir a alguien que no quiere. Vamos nosotros, pongamos todo en ganar la provincia de Buenos Aires con la fuerza que tenemos y que ya en 2021 ganó la provincia como en el 2015.

–Si es la candidata y pasa la primera vuelta, ¿con quién le gustaría competir en el balotaje? ¿contra un candidato del peronismo o contra Milei?

–Si la Argentina desplazara al peronismo al tercer lugar sería histórico. Sería la construcción de un sistema político distinto. Desde una mirada estratégica, por el peso que ha tenido el peronismo en el país, sería bueno. ¿Es posible lograrlo? No lo sé. Ellos tienen una base de votantes que aún lo acompañan, pero es interesante pensarlo.

Fuente: La Voz, sobre una nota de  Mariano Bergero

Te puede interesar
Lo más visto