Alberto se reunirá con Pablo Moyano, tras el amague de ruptura con la CGT

633448423fefd_940_529!

Pablo Moyano frenó su impulso de romper la CGT y Alberto Fernández lo recibirá esta semana como un gesto tras no haberlo invitado a la cena del lunes con la cúpula de la central obrera.

El presidente llamó al dirigente camionero el martes luego de que hiciera trascender que por la tarde renunciaría al triunvirato de la CGT y amenazaba con arrastrar a todos los medios kirchneristas.

En esa charla, según trascendió desde el gobierno, Alberto se excusó por el episodio del asado en Olivos (dijo que los invitados los definieron los otros jefes de la CGT), le pidió evitar una ruptura en la central obrera y lo invitó a cenar esta semana. El encuentro podría darse este miércoles.

Ese habría sido uno de los factores que frenó el impulso de Pablo Moyano, al que se sumó la resistencia de los gremialistas aliados a abandonar la CGT. También Hugo Moyano le habría advertido que no dejaría que Camioneros pierda el lugar en la central.

LPO había anticipado que la furia inicial de Pablo Moyano se había calmado y varios dirigentes intentaban convencerlo de no dejar la conducción de la central obrera, donde en rigor el camionero tiene muy poco peso porque las decisiones las monopoliza Héctor Daer con apoyo de los "Gordos" e "independientes".

Por la tarde Moyano recibió a los dirigentes de su espacio en el gremio y finalmente avisó que no se va de la CGT. "Romper la CGT sería un acto de irresponsabilidad", afirmó tras la reunión el secretario general adjunto de SMATA, Mario "Paco" Manrique.

El dirigente mecánico, que se mueve en tándem con Pablo Moyano, dijo que hay "diferencias de concepto" con los otros integrantes del triunvirato, pero evaluó que "son discusiones que se dan puertas adentro". "Nuestra visión, la del Frente Sindical, es plantear (las diferencias) dentro del órgano que nos acobija que es la CGT", finalizó Manrique.

Más allá del freno a la ruptura, en el sector de Moyano avisaron que insistirán con un reclamo de una suba fija, algo que rechazan Los Gordos de la CGT y que respaldó Alberto, en un nuevo episodio de tensión con el kirchnerismo. "Se debe dar un bono a todos los trabajadores, no solo a fin de año", dijo Manrique

Fuente: la politica online

Te puede interesar