Las cosas más claras

1668283578385

La oposición de esta provincia, en busca de un orden y horizonte, avanzó un par de casilleros. A seis o siete meses del cierre de listas, asoman dos ejes bien plantados en la construcción del frente de frentes. Por un lado, el que encabeza desde hace rato el radical Maximiliano Pullaro. Por el otro, el que blanquearon esta semana la senadora Carolina Losada, el intendente Pablo Javkin y el socialismo, que movió dos piezas de un solo tirón. El PRO, partido. Con las candidaturas por definirse y mucho tiempo por delante, el panorama parece aclararse.

La foto que se reveló este viernes en el Concejo fue celebrada por el grueso del no peronismo. Sus participantes primero. Al socialismo no lo ruborizó comunicar “el Frente Progresista y Juntos por el Cambio impulsan propuestas para defender a Rosario”. Y Pullaro se dijo “al fin”. Por un lado, porque ve el salto que su nuevo adversario, el PS, dio hacia el frente de frentes y porque, por el otro, se empieza a gestar una interna de peso en la oposición.

“Es la foto que gestó Maxi con la denuncia de contubernio, sino era imposible”, señaló  un miembro de la mesa chica del diputado. Pullaro, de gira por EEUU, no detiene su motor. Juega fuerte, al fleje según sus detractores, pero tiene claro su objetivo. Entiende que provocó al socialismo y lo obligó a, más temprano que tarde, mostrar sus cartas. No pudo esperar más, dice el pullarismo.

Para el PS, en cambio, el posible nuevo eje tiene, antes de Rosario, una postal que lo fue determinando: aquel encuentro que Javkin y su par Emilio Jatón lideraron en Santa Fe. Para aquella ocasión, la organización invitó al presidente de la UCR Felipe Michlig, quien finalmente se ausentó. Aquel faltazo más el matrimonio que semanas después anunciaron Pullaro y el exintendente José Corral comenzó a detonar el vínculo entre los otrora socios progresistas.   

 

Para el socialismo, Pullaro “se pasó dos pueblos” con la denuncia de contubernio. Pero el PS, ¿tenía preparado desde el vamos el acuerdo del viernes? ¿o fue una reacción a los palazos del radical? Preguntas al margen, el partido de la rosa mantiene su plan de mostrarse expectante, unido y con la idea de competir en todas las categorías en 2023.

 

Y al lado de Galdeano, el socialismo se gana una condición no menor para sus intereses. El ladero de Losada no le pide de modo sine qua non que blanqueé apoyo a una candidatura presidencial de Juntos por el Cambio. Para el diputado, primero hay que ganar la provincia, ese es el mejor regalo para las figuras nacionales. El tema de los alineamientos arriba no es menor, pero es secundario. De esta manera, el PS no debería aparecer con un martes 13, pero tiene más holgura para con sus bases.

 

Quienes conducirán el nuevo eje en términos de candidaturas todavía es un enigma. Son cada vez más quienes afirman que Losada competirá fuera de Santa Fe, pero ella y su entorno confían que no definió nada. Javkin tiene la intención, ya lo dijo, pero tiene que resolver el tema de su sucesión. El socialismo dice que jugará por la gobernación y prepara a Clara García.

 

Es pronto y hay tiempo para resolverlo. Pero la oposición dio un paso. Después de tantas movidas inconducentes, entre el acto de la UNL y la reunión del Concejo hay algo. Se organiza algo similar para los próximos días en la ciudad capital. Y sigue abierta la juntada del 28 de noviembre en Rosario, una puesta sobre justicia y seguridad. La intención para esa fecha es que se unan los dos ejes. Por las dudas, un radical es cauto y recuerda que el 24 se deberían votar los pliegos de jueces comunitarios, el punto por el cual Pullaro cruzó fulero al socialismo. Haya paz.

 Fuente: Letra P, Nota de Pablo FORNERO

Te puede interesar